Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Indígenas bolivianos secuestran a cinco empleados de minera canadiense

LA PAZ (AP) Otros tres funcionarios bolivianos que trabajan para una compañía minera canadiense fueron tomados de rehenes por indígenas que exigen la salida de la empresa, con lo que suman cinco los retenidos en una semana, informaron autoridades.


Publicidad

El viceministro de Régimen Interior Jorge Pérez dijo este miércoles que los tres funcionarios fueron tomados como “rehenes” el lunes por comunarios quechuas de la aldea de Mallku Khota, a 340 kilómetros al sudeste de La Paz, en demanda de la salida de South American Silver que explora un rico yacimiento de plata, oro e indio.

Dos ingenieros de la compañía están retenidos desde hace una semana a pesar las gestiones de un fiscal y del Defensor del Pueblo.

Pérez dijo que el gobierno envió cien policías a la zona para mantener el orden pero no para liberar a los rehenes. Una incursión violenta provocaría bajas ya que los comunarios se hallan en posesión de dinamita, según las autoridades.

Los últimos tres rehenes pertenecen a una empresa que presta servicio de geología a la compañía minera y fueron detenidos durante una incursión violenta de los indígenas a uno de los campamentos, dijo a su vez el portavoz de la empresa Gonzalo Gutiérrez.

“Estamos en contacto con autoridades del gobierno para lograr la libertad de los cinco”, sostuvo.

Por su parte, el gobernador de la sureña provincia de Potosí, Félix Gonzáles, calificó a la región como “zona sin ley” y pidió al gobierno enviar a militares.

Mallku Khota es uno de los yacimientos más grandes del país con reservas estimadas en 140 millones de onzas de plata y 935 toneladas de indio, según South American Silver que tiene sede en Vancouver.

Según González, de 46 comunidades rurales, sólo dos rechazan el proyecto, una de ellas es Mallku Khota donde están las operaciones de la canadiense.

Los indígenas reclaman, además, la liberación de una autoridad local acusado de propiciar el secuestro de dos policías en mayo pasado y de promover disturbios entre comunidades, unas a favor de la compañía canadiense y otras en contra. Los dos policías fueron liberados unos días después.

El dirigente de los comunarios Benedicto Colque declaró desde su comunidad a una emisora de la zona que no liberarán a los detenidos hasta que sean escuchadas sus demandas.

Los indígenas alegan posibles daños ambientales, pero según informes del gobierno, comunarios explotan el yacimiento de manera precaria.

La minería ocupa el segundo lugar después del gas natural con 40% de las exportaciones totales en 2011 y las altas cotizaciones han desatado una fiebre minera. Cerca de un centenar de minas privadas, estatales y de cooperativas han sido ocupadas por comunidades indígenas o mineros independientes.

La inseguridad jurídica ahuyenta las inversiones privadas en momentos en que las cotizaciones son altas, dice un reciente informe de la Fundación Milenio, privada.

Las invasiones se agravaron desde la promulgación de una nueva Constitución (2009)que reconoce cuatro formas de organización económica: estatal, privada, social cooperativa y comunitaria.

Esta última no está reglamentada pero cada vez más comunidades reclaman participación directa en los beneficios de la minería.

*Foto: Emol