Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Presidente sirio accede a nuevo plan de paz

BAGDAD (AP)El presidente sirio accedió a un nuevo plan de paz negociado por Naciones Unidas que se propone tranquilizar las zonas más violentas del país y después expandir el plan a toda la nación, anunció este martes el enviado internacional Kofi Annan.


Publicidad

En una conferencia de prensa en Irán, Annan dijo que el plan todavía debe ser presentado a la oposición. Pero agregó que un día antes, durante conversaciones en la capital siria tendientes a poner fin a la violencia, que según activistas ha dejado un tendal de más de 17.000 muertos desde marzo del 2011, el presidente Bashar Assad sugirió tratar de calmar áreas específicas.

Assad “sugirió tratar de contener la violencia en algunos de los distritos más violentos, paso por paso, para ir poniéndole fin en todo el país”, agregó Annan a la prensa en Teherán, su primera escala en una gira por los países aliados más allegados a Siria.

Annan se reunió posteriormente con el primer ministro iraquí Nouri al-Maliki en Bagdad para discutir los medios de poner fin a 16 meses de derramamiento de sangre.

El Comité Internacional de la Cruz Roja informó que uno de sus empleados sirios murió baleado hoycuando viajaba en una ambulancia en el este de Siria. No dijo quién lo mató.

El grupo agregó que era la segunda vez en un mes en que mataban a uno de sus empleados y exhortó a todas las partes a proteger al personal médico.

Activistas opuestos al régimen reportaron hoy cañoneos a zonas de la oposición y enfrentamientos en varios puntos de Siria.

El conflicto en Siria ha continuado pese a todos los intentos internacionales por imponer la paz, incluso una gestión anterior de Annan, y no había indicios de que el plan descrito el martes por el enviado de la ONU y la Liga Arabe representara un progreso. Aunque la represión ha hecho de Assad un paria internacional, todavía cuenta con el apoyo de firmes aliados como Rusia, Irán y China.

La comunidad internacional tiene poca inclinación a una intervención militar como la que ayudó a derrocar a Moamar Gadafi en Libia el año pasado, y varias ruedas de sanciones y otros intentos por aislar a Assad han hecho muy poco como para contener el derramamiento de sangre.