Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

23 personas mueren en Siria por disparos de un grupo armado

Al menos 23 personas que se desplazaban en bus en la provincia de Idleb, en el norte de Siria, murieron este jueves por disparos de un grupo armado, indicaron a Efe fuentes opositoras al régimen de Bachar al Asad.


Publicidad

Desde Idleb, el activista Abdel Moneim explicó que un grupo armado disparó contra los pasajeros procedentes de la localidad de Yisr al Shogur, en la citada provincia, lo que causó la muerte de al menos 23 personas.

Los opositores Comités de Coordinación Local dijeron que más de veinte personas murieron en el suceso y detallaron que los atacantes eran fuerzas de seguridad sirias y “shabiha” o matones del régimen.

Por su parte, el Observatorio sirio de Derechos Humanos documentó siete muertes en dicho ataque y añadió que los viajeros se dirigían a la ciudad costera de Latakia, también en el norte del país.

En total, al menos 47 personas perdieron hoy la vida en Siria, según los Comités, que detallaron que 17 de los fallecimientos se registraron en la provincia de Homs (centro) y otros trece en bombardeos y tiroteos en la localidad de Tremseh, en la provincia de Hama (centro).

Las demás muertes se localizaron en las provincias de Deir al Zur (este), Deraa (sur), Alepo (norte) y en los alrededores de Damasco.

El Observatorio apuntó que al menos 36 civiles murieron en todo el país, la mayoría de ellos por disparos y bombardeos, así como tres rebeldes en combates contra las tropas gubernamentales en la ciudad de Homs.

Además, once miembros de las fuerzas del orden sirias fallecieron en ataques lanzados por los rebeldes en Hama, Latakia y las inmediaciones de la capital, según el grupo de derechos humanos.

Pese a los esfuerzos mediadores internacionales, Siria continúa inmerso en una espiral de violencia que ha dejado miles de muertos desde que comenzaran las protestas contra el régimen en marzo de 2011. EFE