Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Aumentan a 77 los muertos por inundaciones en China

BEIJING (AP)Las autoridades chinas elevaron este jueves a 77 la cifra de muertos por las inundaciones en Beijing después de que la opinión pública cuestionó la desactualizada cifra de 37.


Publicidad

Algunos residentes incluso hicieron sus propias cuentas en un reflejo de la profunda desconfianza hacia la manera en que el gobierno manejó el desastre.

El gobierno municipal de Beijing dijo que hasta hoy se habían hallado 77 cuerpos de víctimas de las lluvias del sábado en la ciudad, 66 de los cuales han sido identificados. Casi la mitad de las víctimas fueron encontradas en el distrito de Fangshan, el más afectado, una comunidad rural en las afueras montañosas de la ciudad, dijo el gobierno en su microblog.

En una inusual muestra de humildad, la sede de prevención de inundaciones y sequías de Beijing ofreció sus condolencias a las familias de las víctimas y se comprometió a “reflexionar y aprender las lecciones” de las torrenciales lluvias y mejorar la resistencia de la ciudad frente a los desastres, dijo el gobierno de la capital.

No se habían divulgado nuevas cifras de muertos desde el domingo, un día después de que las mayores precipitaciones en Beijing en 61 años desbordaron los sistemas de drenaje, inundaron los pasos a desnivel en el centro y produjeron inundaciones repentinas en las afueras de la ciudad.

Las autoridades han mantenido un férreo control sobre la información, conscientes de que cualquier falla para hacer frente a las inundaciones podría socavar el liderazgo del país en momentos en que realiza una transición que ocurre una vez por década. Los líderes de la ciudad de Beijing forman parte de esa reorganización.

El gobierno comunista de China ha justificado su gobierno unipartidista en gran medida valiéndose de un impulso al crecimiento económico y manteniendo la estabilidad frente a la agitación y los desastres masivos periódicos como las inundaciones del sábado.