Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gobierno sirio insiste en que no habrá diálogo con rebeldes

BEIRUT (AP)El régimen sirio afirmó este lunes que no habrá diálogo con la oposición antes de que el ejército aplaste a los rebeldes, el más reciente indicio de que el presidente Bashar al Assad está determinado a resolver la crisis en el campo de batalla, aun si debe morir un número mayor de civiles de su país.


Publicidad

El gobierno sirio emitió su postura un día después de que activistas informaran que agosto fue el mes más sangriento desde el inicio de la sublevación en marzo de 2011.

No habrá diálogo con la oposición antes de que el ejército sirio imponga la seguridad y la estabilidad en todas las partes del país“, dijo el ministro de Información, Omran al-Zoebi, a los reporteros en conferencia de prensa en Damasco.

La oposición ha rechazado cualquier diálogo con el régimen hasta que Assad deje el poder.

En respuesta a los comentarios del ministro, Muhieddine Lathkani, una personalidad de la oposición que radica en Gran Bretaña, señaló que “la clave para cualquier diálogo dependerá de la salida de Assad y el desmantelamiento de las agencias de seguridad del régimen responsables de todos los crímenes”.

Lathkani manifestó por teléfono a The Associated Press que cuando esto ocurra podría haber algún diálogo.

Aviones gubernamentales atacaron hoy la aldea de al-Bab, en el norte de Siria, a unos 30 kilómetros (20 millas) de la frontera con Turquía, matando a 18 personas por lo menos, dijeron organizaciones activistas

Horas antes, el nuevo enviado de la ONU para Siria, Lakhdar Brahimi, reconoció que negociar el fin de la guerra civil será una tarea “muy, muy difícil”.

En agosto, unas 5.000 personas perdieron la vida, la cifra más alta en los 17 meses que ha durado la revuelta y tres veces más que el promedio mensual, dijeron activistas el domingo. Los dos principales grupos activistas dijeron que el total de víctimas por la sublevación alcanza al menos 23.000, aunque podría ascender a 26.000.

La guerra civil dio en agosto un vuelco crítico debido a que las fuerzas de Assad utilizaron por primera vez a gran escala a la fuerza aérea para sofocar la rebelión. La lucha también se extendió hasta la ciudad más grande de Siria, Alepo, donde había prevalecido una relativa estabilidad durante la mayor parte de la revuelta.

La semana pasada, Assad dijo en entrevista que sus fuerzas armadas necesitarán tiempo para derrotar a los rebeldes, en una aceptación de que su régimen lucha para derrotar a los insurgentes, que han mostrado tenacidad, y otro indicio de que la guerra civil será más prolongada y más sangrienta.