Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sale del hospital la bebé argentina que sobrevivió en la morgue

BUENOS AIRES (AP) — Una bebé que fue dada por muerta y luego hallada con vida en la morgue de un hospital fue dada de alta este jueves en un centro pediátrico y trasladada a su casa en el norte argentino, donde permanecerá bajo cuidados especiales.


Publicidad

La pequeña Luz Milagros Verón Bouter, de cinco meses, fue dada de alta del Hospital Pediátrico Avelino Castelán de la ciudad de Resistencia, 1.017 kilómetros al norte de Buenos Aires, donde estuvo ingresada menos de un mes y vivirá por primera vez en su casa con sus padres y hermanos, en la localidad cercana de Fontana.

“Luz Milagros se va estable, con una alimentación enteral y asistencia respiratoria para no fatigarse”, dijo a medios de prensa el director del hospital pediátrico, Juan Mario Jacobassi, al confirmar la salida de la niña acompañada de su madre, Analía Bouter.

La agencia oficial de noticias Télam informó que médicos del hospital pediátrico que se capacitaron en el uso del equipo de oxigenoterapia de última tecnología supervisarán el estado de la menor en las próximas semanas. El dispositivo funciona como un respirador artificial que auxilia mecánicamente la respiración a través de una bomba.

El estado de Luz Milagros es seguido en Argentina con atención desde que se supo que tras nacer de forma prematura el 3 de abril en el Hospital Perrando de Resistencia y ser dada por muerta, la niña sobrevivió 12 horas en un cajón refrigerado en la morgue de ese nosocomio.

Los padres de Luz Milagros rescataron a su bebé de la morgue tras insistir en ver el cuerpo. Cuando observaban a la recién nacida dentro del cajón refrigerado escucharon un gemido y vieron como se desperezaba. El incidente determinó una investigación interna en ese centro y varios médicos fueron suspendidos.

La bebé tuvo que ser trasladada a los pocos días al Hospital Italiano de Buenos Aires para recibir una atención especializada. Aunque se recuperó, su cuadro neurológico seguía siendo grave cuando desde allí fue llevada al centro pediátrico de Resistencia.

La vivienda de la familia Verón Bouter fue refaccionada por el gobierno de Chaco y equipada con instrumental de alta complejidad para mantener los parámetros de salud de la niña dado su estado neurológico delicado.