Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Santos: Colombia está muy bien física y mentalmente para la guerra y para la paz

BOGOTA (AP) — El presidente Juan Manuel Santos, cuyo gobierno iniciará negociaciones con la guerrilla, destacó este viernes que el país claramente prefiere la paz, pero está preparado para la guerra.


Publicidad

El país está muy bien física y mentalmente para la guerra y para la paz“, dijo Santos. “Pero por supuesto que preferimos la paz”, agregó el mandatario en breves declaraciones a la prensa en la gran base militar de Tolemaida, en el centro del país.

El presidente hizo estas declaraciones luego de realizar ejercicios físicos y correr junto con la tropa, incluyendo a su hijo menor Esteban que cumple el servicio militar.

Santos ha descartado la posibilidad de discutir un cese de hostilidades bilateral cuando se inicien en octubre las negociaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Oslo, Noruega. El presidente ha dicho que no cesarán las operaciones militares hasta tanto se llegue a un acuerdo final con la insurgencia.

La propuesta de cese de fuego como un tema a discutir al inicio de los diálogos fue presentada la víspera por voceros de las FARC en La Habana, donde durante los últimos seis meses las partes trabajaron de forma reservada en un acuerdo marco con cinco puntos a discutir en Oslo. Los cinco puntos son: entrega de tierras y el desarrollo rural; garantías para el ejercicio de la oposición política; abandono de las armas y reintegro de la guerrilla a la vida civil, resolver el tema del narcotráfico y reconocer los derechos de las víctimas.

El mandatario no ha dicho las razones exactas de su oposición a discutir un cese de fuego al inicio de la mesa en Oslo, pero ya ha destacado que no quiere cometer errores de pasadas negociaciones, una referencia directa a diálogos con las FARC a fines de los años 90 y comienzos de los 2000 cuando el entonces gobierno del presidente Andrés Pastrana (1998-2002) acusó a la guerrilla de usar una zona desmilitarizada, donde se discutía la agenda de paz, como su retaguardia estratégica y mantener a secuestrados y drogas.

En un acto posterior en la ciudad de Medellín, en el noroeste del país, en un discurso ante la asociación de exportadores colombiano, Santos recordó que la situación de las guerrillas actuales era muy diferente a de años anteriores debido a los golpes militares que han recibido desde el 2008 y en los que han muerto abatidos por la fuerza pública tres de sus líderes. Cuando Santos era ministro de Defensa (2006-2009), recordó el mandatario en el acto transmitido en vivo por la página web de la Presidencia, “el reto era cómo llegarle al *secretariado*” o máxima jefatura de las FARC, actualmente con seis miembros. “No quiero hacer un recuento de los que ha pasado desde entonces a hoy, pero la situación es bastante diferente”, dijo Santos.

Las FARC, con unos 9.000 miembros, y el también rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN), con unos 3.000 integrantes, se alzaron en armas en 1964 y desde entonces al menos tres intentos de negociar la paz con distintos gobiernos han fracasado.