Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mujica sufre herida en su rostro tras ayudar a un vecino por el temporal

El presidente uruguayo, José Mujica, recibió una leve herida en el rostro al tratar de ayudar este miércoles a un vecino al que el temporal de lluvia y viento que azota el país estaba destruyendo parte de su vivienda.


Publicidad

Mujica, que reside en un barrio popular de la periferia de Montevideo en una pequeña granja donde se dedica a cultivar flores, atendió a los medios uruguayos esta mañana con una visible marca en el rostro, causada, según explicó, “por una chapa” que se estaba volando por el viento.

Con su habitual tono campechano, el mandatario, que llegó a la presidencia en 2010 tras haber pasado casi 15 años preso antes y durante la dictadura uruguaya (1973-1985) en duras condiciones, narró brevemente el origen de su herida.

Fue una chapa, no de mi casa. Fui a dar una mano a los vecinos, la estábamos atando y no pudimos con ella. Pero me salió barata“, dijo, aludiendo a que el accidente pudo haber sido más grave.

Mujica señaló que su “rancho”, como se conoce en Uruguay a las viviendas populares o informales, resistió bien la tormenta, si bien indicó que no todos pueden decir lo mismo.

El presidente envió un mensaje de apoyo a aquellos que sufrieron desperfectos durante el temporal y les recordó que “siempre que llovió, paró” y que en esta ocasión el viento también “va a parar”.

“Después hay que juntar leña, juntar las chapas y volver a empezar”, agregó.

Descartó además, en primera instancia, que se vaya a declarar en Uruguay el estado de emergencia por los daños causados por la tormenta, que solamente han dejado por ahora tres heridos y no ha habido que lamentar ninguna víctima mortal.

“Aún no sé como será el resto del país, hay que hacer algún balance, pero de momento no hay inundaciones severas, solo hay destrozos del viento y sobre todo muchos árboles caídos“, añadió.

El fuerte temporal que desde anoche afecta el Cono Sur, con intensas lluvias y vientos de hasta 150 kilómetros por hora, forzó hoy la suspensión casi total de actividades en Uruguay y provocó el desalojo de varias oficinas públicas y privadas.

La Dirección Nacional de Meteorología emitió una alerta roja de “riesgo extremo” para el sur y el este uruguayos, donde están los departamentos de Montevideo, Canelones, Maldonado y Rocha, y el Gobierno recomendó en un comunicado a la población no salir de sus casas ante el peligro causado por el viento.

La última vez que Uruguay padeció una situación similar fue en agosto de 2005 cuando los vientos llegaron a los 210 kilómetros por hora y hubo cuatro muertos por caída de árboles y muros. EFE