Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Aviones militares bombardean Alepo

BEIRUT (AP) — Aviones militares sirios bombardearon este lunes dos inmuebles en la norteña ciudad de Alepo, donde mataron al menos a cinco personas, incluidos tres niños de una misma familia, dijeron activistas.


Publicidad

La cifra de muertos podría aumentar, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, pues se teme que más personas estén enterradas bajo los escombros de las dos construcciones destruidas.

El activista Mohammed Said, residente en Alepo, dijo que la incursión ocurrió antes del amanecer. Añadió que el objetivo detrás de esos ataques en zonas residenciales es “aterrorizar a la gente y tratar de ponerla en contra del rebelde Ejército Libre de Siria”.

“El régimen quiere que la gente diga que si el Ejército Libre de Siria no hubiese entrado en la ciudad, el régimen no nos habría bombardeado”, agregó Said.

La batalla por Alepo, una ciudad de tres millones de habitantes que alguna vez fue un bastión de apoyo al presidente Bashar Assad, comenzó a finales de julio y es fundamental tanto para el régimen como para la oposición. Si cae a la oposición, sería una gran victoria estratégica en la guerra civil que daría a los combatientes un bastión en el norte, cerca de la frontera con Turquía. Una derrota rebelde le daría a Assad más tiempo.

Los activistas dicen que cerca de 30.000 personas han muerto en la insurrección contra el gobierno de Assad, que comenzó hace 18 meses inspirada en las revueltas a lo largo del mundo árabe contra gobernantes autoritarios.

El Observatorio de los Comités de Coordinación Local, otro grupo de activistas, dijo que los ataques aéreos en el vecindario de Maadi, al sur de la ciudad, destruyeron los edificios que tenían como blanco. Un video aficionado mostró a personas cavando a través de una pila de escombros en busca de sobrevivientes.

Las batallas y los cañoneos se han convertido en hechos cotidianos en Alepo, la ciudad más poblada y la capital comercial de Siria, desde finales de julio, cuando los rebeldes la atacaron y se apoderaron de varios barrios. Los repetidos ataques de las tropas gubernamentales para recuperar el control de las áreas han sido infructuosos hasta ahora.

En la batalla por Alepo el régimen ha utilizado por primera vez helicópteros y aviones de guerra con regularidad para atacar desde el aire, lo que ha provocado un número aún mayor de víctimas civiles. Antes, las fuerzas militares dependían en gran medida del uso frecuente e indiscriminado de artillería y cañonazos de tanques.

El Observatorio afirmó que cinco personas perdieron la vida a causa del bombardeo mientras que los Comités dijeron que fueron ocho. Según los Comités, entre los muertos figuran tres niños de una misma familia.