Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Emir de Catar pide intervención militar árabe en Siria

El emir de Catar, Hamad Bin Jalifa al Zani, pidió este martes en la ONU, ante la parálisis que sufre el Consejo de Seguridad, una intervención militar árabe para detener “el baño de sangre” que vive Siria y favorecer el inicio de una transición pacífica.


Publicidad

“Es mejor que los propios países árabes intervengan y hagan todo lo que sea necesario para detener el baño de sangre en Siria y el asesinato de personas inocentes y su desplazamiento para garantizar una transición pacífica del poder”, aseguró el emir durante su intervención en los debates de la Asamblea General.

Al Zani señaló ante los líderes mundiales que existe “un precedente similar” en la historia reciente, cuando “fuerzas árabes intervinieron en el Líbano a mediados de los años 70 para detener la guerra civil en ese país, en un paso que resultó “efectivo y útil”.

El emir de Catar, uno de los países más críticos con el régimen sirio desde que se iniciaran las protestas en el país en 2011, se refirió así al mandato que entregó la Liga Árabe a Siria en 1976 para mantener en el Líbano una fuerza de interposición entre los contendientes en la guerra civil libanesa que terminó en 1990.

Hemos utilizado todos los medios disponibles para sacar a Siria del ciclo de violencia que vive, pero ha sido en vano. El Consejo de Seguridad ha fracasado a la hora de lograr una posición efectiva”, dijo el dirigente antes de llamar a la acción unida de los países árabes.

Además, lanzó una llamada a todos los miembros de la ONU que “crean en la causa del pueblo sirio” para contribuir “con la provisión de todo tipo de apoyo al pueblo hasta que obtenga sus legítimos derechos”.

“La situación en Siria ha alcanzado una fase inaceptable. Cientos de sirios inocentes son asesinados cada día por el fuego de un régimen que no duda a la hora de usar todo tipo de armas contra su pueblo”, añadió.

El emir situó la crisis en Siria en el marco de la Primavera Árabe, algo “natural e histórico”, y pidió al plenario de la ONU “un apoyo renovado que confirme los derechos del mundo árabe a continuar su avance y lograr sus aspiraciones”.

Al Zani reconoció que, “pese a todo el sufrimiento que padece Oriente Medio, el principal problema es la cuestión palestina y la continua ocupación israelí de los territorios árabes en Cisjordania, el Golán y el bloqueo dictado contra la franja de Gaza y la detención y encarcelamiento de miles de palestinos”.

“El proceso de paz se ha detenido por la posición israelí actual, que insiste en continuar con la política de asentamientos”, subrayó el emir, quien pidió al Consejo de Seguridad que adopte una resolución bajo el Capítulo VII de la Carta de la ONU “para forzar a Israel a detener el bloqueo a Gaza y los asentamientos”.

El emir fue otro de los líderes que en el arranque de los debates públicos en la 67 sesión de la Asamblea General se refirió a la ola de violencia en el mundo árabe por las mofas a Mahoma en un vídeo estadounidense y una revista francesa.

“Creemos en la libertad de expresión, pero creemos que no debería cruzar límites razonables y convertirse en una herramienta que hiera e insulte la dignidad de otros y religiones y creencias sagradas y que provoque el lamentable asesinato de personas inocentes que no han cometido ningún crimen”, subrayó el gobernante catarí en la Asamblea. EFE