Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mañana empezará a funcionar parte del metro de Nueva York

Algunos trenes de cercanías comenzarán a operar este miércoles en Nueva York y su región, mientras que el metro empezará a funcionar de forma limitada mañana, luego de permanecer suspendidos desde la noche del domingo a causa del paso del ciclón Sandy, anunció el gobernador del estado, Andrew Cuomo.


Publicidad

Los trenes de cercanías hacia el norte (Metro North) y con la isla de Long Island (LIRR) empezarán a rodar a las 14h00 locales de este miércoles (18h00 GMT), aunque de forma limitada.

Los trenes PATH hacia el oeste tendrán que esperar debido a las fuertes inundaciones en el vecino estado de Nueva Jersey, uno de los más afectados y donde Sandy tocó tierra el lunes.

El metro, el medio de transporte más importante de la Gran Manzana, reanudará operaciones mañana, también a un ritmo muy limitado, ya que varias líneas siguen muy afectadas por la inundación de sus túneles.

Cuomo no detalló aún qué líneas del metro podrán abrirse, pero sí advirtió de que no habrá servicio al sur de la calle 34 de Manhattan, ya que en esa zona todavía no hay suministro electricidad.

También habrá un refuerzo del servicio de autobuses en las zonas donde no pueda reabrirse el metro.

El gobernador detalló que tres de los siete túneles del metro bajo el East River, que habían quedado inundados, ya están libres de agua tras un intenso bombeo.

El sistema público de transportes se incrementará “según se pueda, día a día”, explicó Cuomo.

Además, 800 trabajadores de empresas de servicios públicos (electricidad, agua, teléfonos, entre otros) llegarán de refuerzo desde el norte del estado de Nueva York y otros estados para intentar acelerar la recuperación de estos servicios para millones de personas de la región neoyorquina.

Sandy continuaba debilitándose hoy sobre el oeste del estado de Pensilvania tras haber causado entre 40 y 55 muertos en EE.UU., según distintas estimaciones, mientras 6,2 millones de usuarios siguen sin luz. EFE