Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Más de 700 vuelos cancelados en Nueva York por nueva tormenta

Una nueva tormenta que puede causar este miércoles bajas temperaturas, inundaciones y hasta una ligera nevada, obligó a cancelar cientos de vuelos en la ciudad de Nueva York, tan solo una semana después del paso devastador del ciclón Sandy por la región.


Publicidad

Aunque la tormenta parece ser más débil de lo previsto originalmente, el Servicio Nacional de Meteorología (NWS) emitió para la ciudad de Nueva York una alerta por vientos fuertes y posibles inundaciones desde primera hora de la mañana hasta la noche.

La aerolínea United Airlines suspendió hoy su servicio en la Gran Manzana a partir del mediodía, mientras que American Airlines anuló sus vuelos programados a partir de las 15h00 hora local (20h00 GMT), de forma que el número total de vuelos cancelados en el área de Nueva York supera los 700.

El resto de compañías aéreas recomendaron a sus clientes reprogramar sus vuelos en el noreste de Estados Unidos.

Además, este nuevo temporal podría retrasar las tareas para restablecer la electricidad a los 79.000 clientes de Con Edison que permanecen a oscuras desde hace nueve días en la ciudad de Nueva York debido al paso del ciclón Sandy.

Según informó la compañía a través de un comunicado, el equipo a cargo de restaurar el servicio “no puede trabajar con vientos fuertes”, que según las previsiones podrían alcanzar los 104 kilómetros por hora.

Ante la llegada de esta segunda tormenta, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, anunció ayer que todos los parques y playas públicas de la ciudad permanecerán cerrados durante al menos veinticuatro horas, a partir del mediodía de hoy (17h00 GMT).

“La previsión del tiempo es que con la nueva tormenta el agua suba esta vez de 60 centímetros a 1,3 metros, mucho menos que con Sandy, pero hay riesgo de inundaciones en las zonas costeras“, advirtió Bloomberg.

Pese a que solo serán anegamientos menores, la lluvia podría provocar inundaciones en zonas bajas donde la arena que había actuado como barrera fue arrasada por Sandy a lo largo de la costa, en Nueva Jersey y Long Island.

Además, la amenaza de las fuertes ráfagas de viento podrían derribar ramas de árboles debilitadas por el paso de Sandy.

Aunque la evacuación no es obligatoria, Bloomberg señaló que la policía iría “puerta a puerta” para animar a la gente de estas zonas de riesgo a salir de su casas e ir a un lugar seguro, especialmente a los residentes que todavía no disponen de calefacción.

El alcalde también ordenó paralizar a partir de este mediodía todos los trabajos de construcción en el exterior. EFE