Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hu Jintao se retira también como jefe militar, dicen en China

Pekín, 12 nov (EFE).- El presidente chino, Hu Jintao, se retirará formalmente como jefe militar del país cuando concluya esta semana el XVIII Congreso del Partido Comunista de China (PCCh), informó hoy el diario de Hong Kong “South China Morning Post”.


Publicidad

El diario cita a fuentes que no identifica para señalar que Hu abandonará su puesto al frente de la Comisión Militar Central, el máximo órgano castrense en China.

Con esta iniciativa, Hu, que al final del Congreso también abandonará el cargo de secretario general del Partido, se desmarca del precedente creado por su predecesor, Jiang Zemin, quien se mantuvo al frente de la Comisión hasta 2004, dos años después de haber dejado la presidencia del país y de la formación comunista.

Aquella decisión, fuertemente impopular entonces, permitió a Jiang mantener una enorme influencia en la política del país.

Entonces, muchos criticaron a Jiang que al mantener su cargo al frente de las Fuerzas Armadas ponía en peligro los planes de sucesión trazados en su día por el emblemático líder del país Deng Xiaoping y se interponía en la capacidad para tomar decisiones de su sucesor.

Xi Jinping

Al abandonar la Comisión Militar Central, Hu –quien también dejará la jefatura de Estado en marzo– abre el camino para que su sucesor, Xi Jinping, pueda quedar al frente de las tres grandes ramas del poder en China -Gobierno, Partido y Fuerzas Armadas- sin que nadie le haga sombra.

Según las fuentes que cita el diario, Hu, que cumplirá 70 años el mes próximo, quiere evitar la polémica que rodeó en su día a la decisión de Jiang y conservar una buena reputación tras su retirada de la política.

Qué ocurriría al frente de la Comisión Militar Central era una de las grandes incógnitas en torno a la celebración del XVIII Congreso del PCCh, que nombrará formalmente a los nuevos dirigentes de la formación -y por ende de China- para la próxima década.

Según los analistas citados por el periódico, la decisión de abandonar también este puesto representa “un importante paso que ayuda a sentar un nuevo precedente de cara a un traspaso del poder sin incidencias”, como apuntó el observador político Chen Zeming.

“Se trata del mayor impulso de Hu en favor de la reforma política, que ha estado en un punto muerto durante su mandato”, agregó.

Con esta medida, agregan los analistas, el presidente contribuirá también a mejorar la imagen del partido, que este año ha vivido su peor crisis en los últimos años a raíz de la caída en desgracia del ex dirigente Bo Xilai.

Algunos consideran que Hu puede sentirse agotado tras una década en el poder y las intrigas que conlleva.

“Hu puede haberse hartado de las intrigas aparentemente interminables y las luchas de poder, y simplemente querer garantizarse un aterrizaje normal”, consideró el historiador Zhang Lifan. EFE