Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Di Rupo afirma que la Europa actual “no merece laureles”

Bruselas, 10 dic (EFE).- El primer ministro de Bélgica, Elio Di Rupo, afirmó hoy que la concesión del premio Nobel de la Paz a la Unión Europea (UE) reconoce sus valores fundacionales, ya que a su juicio la Europa actual “no merece laureles”.


Publicidad

“Es la Europa de su fundación, su espíritu y sus valores lo que se ha saludado”, dijo en declaraciones a la agencia Belga Di Rupo, quien añadió que el Premio Nobel ha sido entregado a la UE en memoria de “sus padres fundadores”, y citó entre ellos al político belga Paul-Henri Spaak (Bruselas, 1899-1972).

“La Unión Europea permitió evitar una nueva guerra entre Europa y Alemania. El continente se transformó así en un espacio de paz e igualdad”, dijo el líder socialista, que también destacó otros “importantes logros europeos” como la llegada de la democracia a Grecia, España o Portugal.

Al ser preguntado sobre la ausencia de algunos líderes europeos -como el primer ministro británico, David Cameron, o el presidente checo, Vaclav Klaus- en la ceremonia de entrega de premios, señaló que esta circunstancia se explica según las diferentes visiones sobre la integración europea.

“En el seno de los 27 hay algunos colegas, afortunadamente poco numerosos, que consideran que la UE es sobre todo un mercado único”, dijo Di Rupo, quien admitió que esta visión se manifiesta “en cada debate” frente a otros países que defienden la integración política europea.

El primer ministro belga también salió al paso de la carta abierta enviada a la Fundación Nobel por el argentino Adolfo Pérez Esquivel, el sudafricano Desmond Tutu y la irlandesa Mairead Maguire, todos ellos Nobel de la Paz, en la que se oponen a la concesión del premio a la UE.

“En otras partes del mundo hay dificultades para juzgar a Europa”, dijo Di Rupo al ser preguntado sobre dichas críticas, a las que se sumaron el pasado domingo un millar de manifestantes en una marcha en las calles de Oslo.

La manifestación, en la que participaron organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, la plataforma noruega antieuropea “Nei til EU (No a la UE)” y representantes de diversos partidos políticos europeos, rechazaba que la UE mereciera el galardón debido a su política armamentística, entre otros argumentos. EFE

* Foto difundida por EFE