Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ejército se hace cargo de la seguridad en Egipto

EL CAIRO, Egipto (AP) — Los militares egipcios asumieron este lunes junto con la policía la responsabilidad de la seguridad y protección de las instituciones estatales hasta que se anuncien los resultados del referéndum constitucional del 15 de diciembre.


Publicidad

El ejército obedeció al amparo del decreto emitido ayer por el presidente Mohamed Morsi. El líder islamista suspendió igualmente hoy varios aumentos fiscales anunciados en día anterior al alcohol, cigarrillos y otros productos.

El edicto presidencial ordena a militares y policías mantener conjuntamente la seguridad antes de las elecciones del sábado sobre el proyecto de ley constitucional, aprobado a toda prisa el mes pasado por una comisión dominada por los aliados islamistas del presidente y pese al boicot de los miembros liberales, seculares y cristianos de la comisión.

El decreto garantiza además a los militares el derecho a detener civiles, aunque el vocero presidencial Yasser Alí dijo que no se acerca a una declaración de la ley marcial.

“Es solamente una medida para extender la cobertura legal a las fuerzas armadas mientras son utilizadas en la preservación de la seguridad”, dijo Alí a The Associated Press.

No se apreciaba el lunes un aumento de la presencia militar afuera del palacio presidencial —donde la semana pasada fueron librados enconados enfrentamientos callejeros— ni en el resto de la capital.

Empero, la decisión de Morsi de recurrir a los militares para garantizar la seguridad durante la votación es considerada una prueba del nerviosismo que tiene el gobierno sobre el borrador de la constitución, la razón principal de días ininterrumpidos de manifestaciones por parte de la oposición y de la Hermandad Musulmana de Morsi. Ambas partes se enfrentaron la semana pasada en El Cairo en choques que dejaron por lo menos seis muertos y centenares de heridos.

Tanto la oposición como los partidarios de Morsi convocaron grandes concentraciones callejeras para el martes.

La oposición ha rechazado el referéndum, pero no ha pedido un boicot ni se ha pronunciado por votar “no” en las urnas.