Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

OTAN rechaza las acusaciones iraníes por el envío de Patriot a Turquía

Bruselas, 17 dic (EFE).- El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, rechazó hoy las acusaciones del jefe del Estado Mayor Conjunto de Irán de que el envío de misiles antiaéreos Patriot por parte de la Alianza a la frontera de Turquía con Siria pueden provocar una guerra mundial.


Publicidad

“Denuncio completamente estas acusaciones. Hemos dejado claro desde el principio que el despliegue de Patriot es una medida puramente defensiva”, dijo Rasmussen tras reunirse con el primer ministro de Bélgica, Elio Di Rupo, según la Agencia Belga.

“Estamos allí para defender y proteger a nuestro aliado Turquía. No tenemos intenciones ofensivas en absoluto”, agregó.

Afirmó que las únicas personas que podrían estar preocupadas por el despliegue de los misiles antiaéreos son “actores que pudieran tener la idea absurda de utilizar sus capacidades en misiles para propósitos ofensivos”.

No obstante, mostró su confianza en el carácter disuasorio de los Patriot, de manera que nadie piense siquiera en atacar Turquía, subrayó.

El jefe del Estado Mayor Conjunto iraní, general Sayed Hasan Firuzabadi, advirtió el domingo de que, con su previsto despliegue de misiles Patriot en Turquía, la OTAN “hace planes para una guerra mundial, y eso es muy peligroso para el futuro de los seres humanos y de la propia Europa”, en declaraciones difundidas por la agencia estudiantil iraní, ISNA.

“Cada uno de esos Patriot es un punto negro en el mapa del mundo y están colocados con intención de causar una guerra mundial”, agregó Firuzabadi, quien instó a Estados Unidos y Europa a retirarlos de la zona de Oriente Medio y el golfo Pérsico “antes de que se inicie un gran incendio”.

Turquía, miembro de la OTAN desde 1952, pidió el mes pasado a la Alianza Atlántica el despliegue de misiles Patriot, destinados a la defensa contra misiles y aeronaves, después de ser objeto de varios ataques desde territorio sirio.

Irán es el principal aliado en Oriente Medio del régimen sirio, mientras Turquía apoya a los rebeldes que tratan de derrocar al Gobierno de Damasco que encabeza el presidente, Bachar al Asad, una circunstancia que enturbia las relaciones entre Teherán y Ankara.

Estados Unidos, Holanda y Alemania enviarán misiles Patriot a Turquía, lo que podría producirse en un plazo breve. EFE

* Foto difundida por el Diario La Información