Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Al menos cinco muertos en un ataque contra un hotel en Kenia

Nairobi, 16 ene (EFE).- Al menos cinco personas murieron hoy y otras cuatro resultaron heridas en un ataque perpetrado contra un hotel en la ciudad de Garissa (noroeste de Kenia), una zona próxima a la frontera con Somalia, informó la Policía.


Publicidad

El suceso ocurrió a última hora de la tarde, cuando un grupo de hombres armados irrumpió en el establecimiento, el Duels Hotel, y abrió fuego contra los presentes.

“Tres personas murieron en el lugar. Otros dos fallecieron mientras eran evacuadas a un hospital”, afirmaron fuentes policiales citadas por la emisora keniana Capital FM, que precisó que entre los fallecidos se encuentra un funcionario de prisiones.

El comisario de la Policía de la Provincia Nororiental, Ernest Munyi, confirmó el ataque, si bien no divulgó más detalles.

Se desconocen, de momento, quiénes son los autores del crimen y cuáles pueden ser sus motivos.

En el último año, Garissa ha sido objeto de numerosos ataques -muchos de ellos efectuados mediante el lanzamiento de granadas-, de los que la Policía de Kenia hace responsables a simpatizantes de la milicia radical islámica somalí Al Shabab.

Desde que en octubre de 2011 el Ejército de Kenia entró en Somalia por una oleada de secuestros en suelo keniano que atribuyó a Al Shabab, el país está bajo amenaza terrorista y ha sufrido múltiples ataques.

La milicia, que en 2012 anunció su adhesión formal a la red terrorista Al Qaeda, controla amplias zonas del centro y el sur del Somalia, donde el frágil Gobierno somalí todavía no está en condiciones de imponer su autoridad.

Las tropas de la Misión de la Unión Africana (AMISOM), el Ejército somalí, las fuerzas etíopes y milicias progubernamentales combaten a los islamistas, que tratan de instaurar un Estado islámico de corte wahabí en el país.

Somalia vive en un estado de guerra civil y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados. EFE

* Foto difundida por Terra