Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Colombia planea reparar en 2013 a 150.000 víctimas del conflicto

Foto: 2013.

Bogotá, 28 feb (EFE).- La Unidad Administrativa Especial para la Reparación Integral a las Víctimas del Gobierno de Colombia planea reparar en 2013 a unas 150.000 víctimas del conflicto armado interno, después de que en 2012 indemnizara a 157.840 personas.


Publicidad

Así lo anunció hoy a periodistas la responsable de esta entidad, Paula Gaviria, en una entrega de resultados del primer año de vida de esta unidad, que el Gobierno colombiano creó en virtud a la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, vigente desde 2012.

“La meta para este año en cifras es llegar a un total de 150.000 personas que sean indemnizadas. La idea es lograr que la reparación sea integral y vaya más allá de un cheque”, dijo Gaviria.

La entidad, que depende del Departamento de la Protección Social (DPS), se centrará este año en la fase de rehabilitación de las víctimas, pues según dijo su directora, las heridas son “muy profundas”.

Paula Gaviria.

Además de compensaciones económicas que no especificó, la unidad ofrecerá acompañamiento psicosocial y otro proceso enfocado a la rehabilitación de las víctimas.

“Estamos vinculando a los procesos víctimas que ya han tenido la experiencia y han acompañado a otras víctimas”, agregó.

De hecho, algunas de las al menos 60 personas beneficiadas que asistieron al acto celebrado este jueves en Bogotá compartieron sus experiencias y señalaron que parte de su recuperación es poder ayudar a vecinos que como ellos han sufrido los dramas derivados de un conflicto armado de medio siglo.

“Este año va a ser el año de las reparaciones colectivas”, anunció además, en alusión a los procesos que reconocen como víctima a una comunidad étnica, como determinados pueblos indígenas, o profesional, como los sindicalistas, que han sufrido durante décadas la violencia de grupos armados ilegales.

“Estamos convencidos de que la paz se hace desde las comunidades”, afirmó Gaviria.

En el plano colectivo, la Unidad de Víctimas trabaja de la mano de la Unidad de Restitución de Tierras, por lo que una vez que el Gobierno entrega títulos de propiedad a víctimas del despojo de tierras comienza el proceso de retorno del beneficiado y su readaptación al medio.

“Este año vamos a retornar a las comunidades de Mampuján y Las Brisas (en Bolívar, norte del país), que fueron víctimas de asesinatos y desplazamientos por paramilitares” en el año 2000, adelantó la directora de la Unidad de Víctimas.

También comentó que a lo largo de 2013 retornarán a los lugares de los que fueron desplazadas las etnias indígenas Embera-chamí de Risaralda y Chocó (oeste), Kitek Kiwe del Cauca (suroeste), Awá de Nariño (suroeste) y Jiw de San José del Guaviare, ciudad del sur de Colombia.

En los próximos meses, la Unidad acompañará al municipio colombiano de Bahía Portete, en el departamento de La Guajira, el retorno de un pueblo indígena asilado en Maracaibo (Venezuela).

La entidad prepara el primer censo de víctimas del conflicto colombiano, y según las cifras preliminares la violencia afectó en este país a más de 5 millones de personas.

El reconocimiento y reparación a las víctimas es un punto clave en la negociación de la paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que desde octubre pasado están inmersos en el tercer intento de paz. EFE