Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Brasil: Policía ocupa favela en Rio de Janeiro

RIO DE JANEIRO (AP) — La policía brasileña lanzó el domingo un amplio operativo para ocupar un conjunto de favelas en Río de Janeiro, con el objetivo de desalojar traficantes de drogas e implantar una unidad de seguridad, informaron las autoridades.


Publicidad

El operativo, que transcurrió en un clima de tranquilidad, involucró cerca de 1.600 hombres de diferentes cuerpos policiales con apoyo de las fuerzas armadas para tomar control del llamado Complejo de Caju, situado en un punto estratégico de la ciudad por estar en un cruce de vías de tránsito pesado.

“El Complejo de Caju es cortado por dos de las más importantes vías expresas de la ciudad, y la recuperación de su territorio es importante para la sociedad y para Rio de Janeiro”, señaló un comunicado de la Policía Militar al dar a conocer el operativo. Más de 20.000 personas viven en la zona ocupada por la policía.

La policía utilizó vehículos blindados y contó con apoyo aéreo de helicópteros para la incursión.

Los agentes de seguridad ingresaron en horas de la madrugada sin disparar un solo tiro gracias a que los grupos dedicados al narcotráfico en la zona huyeron sin ofrecer resistencia.

Unas cinco horas después de iniciada la incursión policial, los agentes de seguridad irguieron las banderas de Brasil y del estado de Rio de Janeiro, en un símbolo de que la zona había sido recuperada del poder de los grupos criminales que la controlaban.

“Es el renacimiento de una región, yo vi aquella región crecer con la violencia después de ser uno de los barrios más importantes del siglo XIX”, dijo a periodistas el gobernador Sergio Cabral sobre la operación. “Las políticas de seguridad son acciones consistentes y liberan a las comunidades del poder paralelo”.

El estado de Rio de Janeiro inició en 2008 un proceso de ocupación de las favelas, muchas de ellas situadas en cerros que circundan la ciudad, donde grupos de narcotraficantes fuertemente armados sembraban el pánico en la ciudad y sostenían frecuentes enfrentamientos con la policía.

Con ello pretende establecer la seguridad en las zonas de afluencia turística así como las áreas que serán utilizadas para competencias y movilización de atletas y visitantes durante el Mundial de 2014 y las Olimpiadas de 2016.