Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fiscal egipcio alienta a civiles a hacer arrestos

EL CAIRO, Egipto (AP) — El llamado que hizo el máximo fiscal en Egipto para alentar a los civiles a que arresten a quien infrinja la ley o cometa un delito ha atizado temores hacia el surgimiento de grupos de autodefensa que desplacen a la policía en un contexto de exacerbada tensión y anarquía.


Publicidad

El exhorto contenido en un comunicado emitido el domingo en la noche coincide con la huelga de un amplio sector de la policía, con lo que parece ser una profundización de la anarquía y la turbulencia política, y con el veloz empeoramiento de la economía que alimenta una situación potencialmente explosiva.

Grupos islamistas leales al presidente Mohamed Morsi han manifestado su intención de formar grupos de autodefensa que asuman las responsabilidades de la policía, una perspectiva que suscita temores de choques entre civiles.

El ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, dijo el domingo que la policía se opone a la creación de grupos de autodefensa, aunque reconoció que la fuerza a su mando presenta fatiga. Dijo que partes no identificadas intentan socavar su ministerio y que él rogó a las distintas fuerzas políticas de la nación que no inmiscuyan a la policía en sus disputas.

El comunicado que emitió la oficina del procurador general fue atribuido a un colaborador de alto rango, Hassan Yassin. Este dijo que el aumento en las últimas semanas de ciertos delitos obliga el arresto de los implicados por parte de civiles. Esos delitos se han vuelto habituales en Egipto en los dos años posteriores al derrocamiento del régimen autocrático de Hosni Mubarak.

Entre esas infracciones figuran sabotajes a instalaciones estatales, bloqueos de vías de tránsito, interrupción del transporte público, terror contra ciudadanos y obstrucción a empleados públicos para impedirles llegar a sus lugares de trabajo.

Aunque lo prevé el código penal del país, alentar a civiles a que arresten individuos en estos momentos posiblemente atizará las tensiones y podría obligar una intervención de la policía o el ejército.

De hecho, el ex grupo de la Yihad, Gamaa Islamiya, ha comenzado el reclutamiento de simpatizantes en la provincia sureña de Assiut, uno de sus principales baluartes. El grupo compila los nombres de los voluntarios, sus direcciones y teléfonos celulares. Cuando se activen, los grupos de voluntarios protegerán instalaciones estatales, dirigirán el tráfico e investigarán las quejas de los habitantes.

Antes de que renunciara a la violencia, Gamaa Islamiya tuvo un papel importante en la insurgencia antigubernamental de la década de 1990.