Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lima acude este domingo al primer proceso de revocación de su historia

Lima, 14 mar (EFE).- Casi seis millones de limeños votarán este domingo en el primer proceso de revocación de la historia del concejo municipal de la capital peruana que actualmente encabeza la alcaldesa izquierdista Susana Villarán.


Publicidad

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) ha señalado que serán 5.991.831 los electores, de los más de 8 millones de limeños, que están habilitados para acudir a la consulta popular, que cierra hoy las campañas por el sí y el no a la revocación.

La votación se celebrará después de que un grupo de personas, encabezadas por el abogado Marco Tulio Gutiérrez, acusara a Villarán de “incapaz” y presentara en octubre pasado ante el JNE las 400.000 firmas válidas exigidas por la ley para que se convoque al proceso.

Políticos y medios locales cercanos a Villarán señalan que Gutiérrez siguió, en realidad, una directiva del exalcalde de Lima Luis Castañeda, al que acusan de intentar volver a la alcaldía tras haber fracasado en su intento de acceder a la Presidencia del país en las elecciones de 2011.

El exalcalde fue investigado por la administración de Villarán por presuntos actos de corrupción durante la compra de parte de una millonaria deuda que la Municipalidad de Lima tenía con una compañía de limpieza brasileña-peruana desde 1998, un caso que está actualmente en manos del Poder Judicial.

Castañeda ha negado su intervención directa en la revocación, aunque los principales representantes y la organización de su partido, Solidaridad Nacional, participan activamente en la campaña por el sí.

Los revocadores cuentan, además, con el apoyo abierto del Partido Aprista Peruano (PAP), del expresidente Alan García, que considera que Villarán realiza una gestión mediocre y colocará a sus representantes en la supervisión de las mesas de votación.

La continuidad de Villarán, de la alianza izquierdista Fuerza Social, es apoyada por agrupaciones tradicionalmente opositoras, como el conservador Partido Popular Cristiano (PPC), que cuenta con varios regidores, y Perú Posible, del expresidente Alejandro Toledo.

Aunque el gobernante Partido Nacionalista no ha tomado una posición oficial, un grupo de sus legisladores y partidarios apoya a Villarán, mientras que la fujimorista Fuerza Popular se muestra a favor del sí a la revocación.

El proceso se dirige contra el pleno del concejo municipal, integrado por Villarán y 39 regidores, algunos de ellos incluso de Solidaridad Nacional, entre los que está el hijo de Castañeda, Luis Castañeda Pardo.

Para que proceda la revocación de una autoridad municipal, sea esta la alcaldesa o un regidor o regidora, el 50 % de los votos válidos deberá ser a favor del sí, mientras que solo habrá nuevas elecciones si se revoca a más de un tercio del concejo, en el caso de Lima a 14 representantes.

Si se revoca a Villarán, la alcaldía será asumida temporalmente por el regidor o regidora de la alianza Fuerza Social que no sea revocado y de ser revocados todos, el primer “candidato no proclamado” en la lista que postuló en las elecciones municipales de 2010.

Las autoridades consideran que este personaje ocupará las elecciones durante unos ocho meses, hasta que se celebren nuevas elecciones para elegir a un nuevo alcalde, que completará el período oficial hasta 2014, cuando habrá otro proceso, en este caso para la gestión oficial de cuatro años.

Villarán, la primera mujer en ocupar la alcaldía de Lima tras un proceso electoral, aseguró hoy que aceptará los resultados de la consulta y dijo que confía en la sabiduría de los limeños.

“Voy a aceptar, como una demócrata, los resultados”, enfatizó en declaraciones a la cadena local América Televisión.

Marco Tulio Gutiérrez acusó, por su parte, a los concejales de Lima de solo haber aprobado una ordenanza en sus dos años de gestión.

Los sondeos de opinión, que por ley no pueden ser difundidos en Perú desde el pasado domingo, indican que el proceso será sumamente disputado, dada la división de opiniones que hay entre los limeños. EFE

dub/ac/jrh

Sitio web imagen: http://cdn.larepublica.pe