Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corte IDH revisa caso en Medellín sobre chileno torturado y exiliado

Bogotá, 20 mar (EFE).- La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), que delibera en la ciudad colombiana de Medellín, escuchó hoy el caso del ciudadano chileno Leopoldo García Lucero, supuestamente sometido a tortura durante la dictadura de Augusto Pinochet, hecho que lo obligó a exiliarse en Inglaterra.


Publicidad

Este es el tercer caso que estudia la CorteIDH, tras escuchar en días anteriores uno de Ecuador y otro de Bolivia, cuyo fallo se dará a conocer después del 19 de abril.

Los siete jueces de la CorteIDH que depende de la Organización de Estados Americanos (OEA), conocieron el caso de García Lucero, que de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, alega una falta de investigación y reparación integral por los

Leopoldo García Lucero.

diversos actos de tortura que habría padecido durante el régimen militar chileno.

La supuesta víctima fue detenida el 16 de septiembre de 1973 y permaneció cautivo hasta el 12 de junio de 1975, fecha en la cual salió del territorio chileno por decreto del Ministerio del Interior.

En reiteradas oportunidades el señor Leopoldo García Lucero, de 81 años, manifestó que Chile nunca le hizo justicia.

“Es que en Chile no hay Estado de Derecho. Después de tanta tortura quedé con muchos daños físicos en mi cabeza, en mi espalda y en general en todo mi cuerpo. Prácticamente estoy muerto en vida”, relato García Lucero.

La víctima comentó también que salió de su país con su esposa y sus tres hijas rumbo a Inglaterra donde le recibieron “muy bien”.

Por su parte, un representante del Estado chileno manifestó que se ha dado pleno cumplimiento a las obligaciones de su país, toda vez que ha establecido un sistema de reparaciones para aquellas personas reconocidas como víctimas de violaciones de derechos humanos, por el que el señor García Lucero se ha visto favorecido.

Se refirió así a una máquina que desde el año pasado le facilitaron a García Lucero para mejorar sus problemas de espalda.

De igual manera manifiesta haber “cumplido con su deber de investigar, y continúa haciéndolo”.

Sin embargo, la supuesta víctima afirmó que Chile nunca le ofreció nada, que nunca le informó de sus derechos, ni lo ubicó para solucionar en algo su situación. Aunque reconoció que si le dieron la mencionada máquina, pero solo hasta el año pasado.

Los alegatos de ambas partes serán presentados mañana en el recinto de Plaza Mayor de la capital de Antioquia, en el último caso con el que la CorteIDH terminará sus sesiones extraordinarias programadas en Colombia. EFE