Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama: Israel no tendrá amigo más grande que EEUU

Netanyahu y Obama. Foto de Archivo, La República/EFE.

JERUSALEN (AP) — Deseoso por tranquilizar a un aliado lleno de ansiedad, el presidente Barack Obama prometió este miércoles trabajar de cerca con Israel y hacer lo que sea necesario para impedir que Irán obtenga armas atómicas, el “peor armamento del mundo”.


Publicidad

Prometió también investigar si se utilizaron armas químicas esta semana en la guerra civil de Siria, que ya suma dos años.

Obama, reunido con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu en su primera visita al estado judío como presidente, dijo con relación a las ambiciones nucleares de Irán: “Preferimos solucionar esto en forma diplomática y aún hay tiempo para hacerlo“. Sin embargo, advirtió también que, si la diplomacia falla, entonces “todas las opciones están sobre la mesa”.

“La cuestión es: ¿el liderazgo iraní aprovechará esa oportunidad (de la diplomacia)?”, se preguntó, e indicó que el comportamiento de Irán en el pasado indica que “todavía ni siquiera podemos confiar, mucho menos verificar”.

Netanyahu, a un lado de Obama en una conferencia de prensa conjunta, dijo que, aunque aprecia los esfuerzos estadounidenses para obstaculizar la búsqueda de armas nucleares por parte de Irán a través de la diplomacia y las sanciones, esas herramientas “deben ser aumentadas por una amenaza clara y creíble de acción militar”.

“Estoy absolutamente convencido de que el presidente está decidido a evitar que Irán obtenga armas nucleares”, dijo Netanyahu. “Aprecio eso. Aprecio el hecho de que el presidente ha reafirmado, más que cualquier otro presidente, el derecho y la obligación de Israel de defenderse contra cualquier amenaza”.

El líder israelí dijo que tanto él como Obama coinciden en que le llevaría a Irán aproximadamente un año para construir un arma nuclear. El mandatario estadounidense dijo que “no hay mucha luz, mucha luz del día” entre los dos líderes con relación con las evaluaciones de inteligencia sobre Irán, y Netanyahu estuvo de acuerdo.

Aunque Estados Unidos e Israel comparten el objetivo de evitar a toda costa que Irán obtenga un arma nuclear, Netanyahu y Obama han diferido sobre la forma de lograrlo. Obama prefiere la diplomacia, aunque no ha descartado la fuerza militar de ser necesario, mientras que Netanyahu ha amenazado con actuar militarmente si Irán llega a estar a punto de obtener una bomba atómica.

Obama también mencionó el difícil camino en la búsqueda de la paz en Medio Oriente, y reconoció que en los últimos años “no hemos avanzado, no hemos visto la clase de progreso que nos gustaría ver”.

El presidente dijo que acudió a la región principalmente para escuchar y espera regresar a casa con una mejor comprensión de las restricciones y de “cómo puede Estados Unidos desempeñar un papel constructivo”.

“Este es un problema realmente difícil”, declaró.

Por su parte, Netanyahu dijo estar dispuesto a dejar de lado las precondiciones en las conversaciones futuras con los palestinos, al tiempo que agregó que ya es hora de “dar la vuelta a la página en nuestras relaciones”.

En otro problema apremiante en la región, Obama dijo que Estados Unidos investiga si se utilizaron armas químicas en Siria, e indicó sentirse “profundamente escéptico” de las aseveraciones del gobierno del presidente sirio Bashar Assad de que fuerzas rebeldes estaban detrás de un ataque así.

Tanto el gobierno de Assad como los insurgentes han intercambiado acusaciones de que usaron armas químicas en un ataque el martes.

Obama dijo que la política estadounidense de no intervenir militarmente ni dar armamento a los rebeldes sirios hasta ahora se basa en su deseo de solucionar el problema en conjunto con otros socios en el mundo.

“Es un problema mundial cuando decenas de miles de personas están siendo masacradas, incluido mujeres y niños inocentes”, afirmó el mandatario.

Desde el principio, la visita de Obama a Israel ha buscado enviar un mensaje de tranquilidad a un aliado crucial.

En una ceremonia de bienvenida que incluyó a varios niños, Obama envió un mensaje de que la “paz debe llegar a Tierra Santa” y que ese objetivo no será alcanzado a expensas de Israel. El respaldo estadounidense para los israelíes será una constante en momentos en que el Medio Oriente arde de agitación e Irán sigue trabajando en su programa nuclear, afirmó.

El estado de Israel no tendrá amigo más grande que Estados Unidos“, afirmó tras reunirse con el presidente israelí Shimon Peres.

A su vez, Peres dijo que recibía con beneplácito el mensaje claro de Obama de que “nadie debería permitir que el escepticismo sea el que gane, una visión que dice claramente que la paz no es sólo un deseo, sino también una posibilidad”.

El mandatario se reunirá posteriormente con Mahmud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, en Cisjordania y viajará a Jordania antes de regresar a Estados Unidos el sábado.

Estados Unidos se enorgullece de permanecer al lado de ustedes como su aliado más firme y su amigo más grande“, afirmó Obama en cuanto aterrizó en el Aeropuerto Internacional Ben Gurion de Tel Aviv.

“En toda esta región los vientos de cambio traen consigo tanto promesas como peligro”, dijo, e indicó que su visita es “una oportunidad de reafirmar los vínculos inquebrantables entre nuestras naciones, para reafirmar el compromiso constante de Estados Unidos con la seguridad de Israel, y para hablar directamente con el pueblo de Israel y con sus vecinos”.

En un intento por modificar la percepción entre muchos israelíes de que su gobierno ha apoyado menos a Israel que anteriores gobiernos estadounidenses, Obama declaró que la alianza estadounidense-israelí es “eterna”.

“Es para siempre”, afirmó ante los aplausos mientras las banderas de ambos países eran sacudidas por la brisa bajo un cielo azul y soleado.

Video relacionado

Noticia relacionada

Obama visita Israel y dice que “la paz debe llegar a Tierra Santa (Video)”