Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Assad promete “erradicar” a los extremistas en Siria

DAMASCO, Siria (AP) — El presidente sirio Bashar al Assad se comprometió este viernes a “erradicar” del país a los extremistas musulmanes luego de atribuirles un ataque suicida la víspera que dejó decenas de muertos, entre estos un importante predicador suní que lo apoyaba.


Publicidad

En una advertencia a los rebeldes que luchan para derrocar el régimen de Assad, el gobernante sirio afirmó que sus efectivos militares “eliminarán” y erradicarán del país a las “fuerzas de la oscuridad”.

Assad emitió su declaración en momentos en que el ministerio de Salud de Siria elevó a 49 la cifra de fallecidos a causa del atentado explosivo anoche, después que siete de los heridos fallecieron en un hospital.

En el atentado, un atacante suicida se hizo estallar en el interior de una mezquita en el corazón de la capital siria y causó la muerte del jeque Mohammad Said Ramadan al-Buti, de 84 años, quien daba un sermón. En el estallido quedaron heridas 84 personas más.

El ataque constituye uno de los asesinatos de más conmoción ocurridos en los dos años que ha durado la guerra civil y es un nuevo indicio de la gravedad del conflicto: aunque los atentados explosivos que efectúan atacantes suicidas se han vuelto comunes entre la insurgencia, el más reciente es el primero que tiene lugar en el interior de una mezquita.

El nieto de al-Buti figura entre las personas que perdieron la vida en el atentado.

En un comunicado difundido por la agencia noticiosa estatal SUNA de Siria, Assad dijo que al-Buti representaba al verdadero islam al enfrentar a “las fuerzas de la oscuridad y (la ideología del) extremismo”.

La sangre de usted (de al-Buti) y de su nieto, así como la de todos los mártires de la nación, no se habrá derramado en vano porque continuaremos con su pensamiento de eliminar la oscuridad (de los extremistas) y erradicarlos de nuestro país“, afirmó Assad.

La crisis de Siria comenzó en marzo de 2011 con protestas pacíficas contra el régimen autoritario de Assad. La revuelta se convirtió en guerra civil cuando algunos partidarios de la oposición se levantaron en armas para combatir una severa represión del gobierno contra la disidencia. Poco más de 70.000 personas han perdido la vida desde entonces, según las Naciones Unidas.

Se desconoce por el momento la fecha en la que tendrá lugar el funeral de al-Buti. El gobierno declaró el sábado día de luto y la televisión estatal siria suspendió su programación regular para transmitir la lectura de fragmentos del Corán, el libro sagrado del islam, así como discursos del clérigo.

Al-Buti es la personalidad religiosa de más alto rango asesinada en la guerra civil en Siria y su eliminación asesta un fuerte golpe a Assad. El predicador había manifestado abiertamente su apoyo al régimen desde los primeros días del padre y predecesor de Assad, el fallecido presidente Hafez Assad. El clérigo proporcionaba apoyo suní y legitimidad al régimen de ambos. Los suníes son el grupo islámico mayoritario en Siria mientras que Assad pertenece a los alauíes, una derivación del islam chií.