Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Más de 2.000 invitados al funeral de Margaret Thatcher

LONDRES (AP) — Las invitaciones al funeral de Margaret Thatcher van dirigidas a más de 2.000 personalidades, dignatarios y amigos de la fallecida ex primera ministra británica: desde los ex presidentes estadounidenses al compositor Andrew Lloyd Webber.


Publicidad

Las invitaciones fueron impresas este jueves y serán enviadas mañana, dijo el gobierno.

Thatcher, fallecida el lunes a los 87 años, recibirá un funeral con honores militares el miércoles en la catedral de San Pablo.

Aunque oficialmente no es un funeral de estado, es el servicio fúnebre más importante de Gran Bretaña desde la muerte en el 2002 de la reina madre Isabel.

De forma destacada, la reina Isabel II figurará entre los asistentes — la primera vez que la monarca asiste a un funeral de un primer ministro desde la muerte de Winston Churchill in 1965_.

En la lista de invitados figuran todos los ex presidents vivos de Estados Unidos, políticos británicos, la ex secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton, el primer ministro canadiense Stephen Harper y el presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso.

La oficina del primer ministro David Cameron dijo que la lista — elaborada por la familia de Thatcher, su Partido Conservador y el gobierno — incluye representantes de 200 estados y organizaciones con los que Gran Bretaña tiene relaciones diplomáticas, así como presentes y pasados líderes mundiales que mantuvieron “estrecho contacto con la baronesa Thatcher.”

Algunas de esas personalidades relacionadas con su mandato de 1979 a 1990 dijeron que no asistirán. Nancy Reagan, viuda del presidente estadounidense Ronald Reagan, enviará un representante, y el ex dirigente soviético Mijaíl Gorbachev indicó que su precario estado de salud le impide viajar a Londres.

Un representante de Nelson Mandela — a quien Thatcher llamó en algún momento terrorista — fue igualmente invitado.

El funeral — y su gasto de millones de libras— ha provocado críticas. Thatcher sigue dividiendo a la opinión pública tras su muerte, al igual que su ardiente defensa de la política de mercado libre lo hizo cuando gobernaba.

Con todo, Cameron dijo que “es lo adecuado tener un funeral ceremonioso”, con elementos clave de un funeral de estado, y la tropa rindiendo los honores.

“Creo que la gente vería que no somos un país extraordinario si no conmemoráramos debidamente con dignidad, con seriedad, pero también con cierto boato … el fallecimiento de una mujer extraordinaria”, indicó el primer ministro a la cadena de televisión Sky News.