Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU dará más ayuda no letal a rebeldes sirios

WASHINGTON (AP) — En momentos en que Estados Unidos se prepara para proporcionar mucha más ayuda no letal a las fuerzas de oposición en Siria, el régimen del presidente Bashar Assad enfrenta una nueva amenaza de naciones europeas que podría determinar si se podría intentar una intervención internacional más fuerte.


Publicidad

Se podría permitir que termine el embargo de armas de la Unión Europea al final de mayo o modificar para sólo bloquear las armas destinadas al gobierno de Assad. Cualquier determinación estaría a solamente unos pasos de suministrar armas a los rebeldes.

Podría ser puesta aprueba la reacción de Assad al aumento de la presión y podría conducir a una acción internacional más enérgica en los esfuerzos para persuadirlo a renunciar a la presidencia.

Se espera que el secretario estadounidense de Estado John Kerry anuncie el sábado planes de proporcionar a las fuerzas de oposición hasta 130 millones de dólares en suministros militares de defensa, incluyendo posiblemente blindaje corporal, vehículos blindados, gafas de visión nocturna y equipo de comunicaciones avanzado.

Funcionarios estadounidenses señalaron que durante la reunión del sábado del liderazgo de oposición sirio y sus principales aliados internacionales a la que asistirá Kerry en Estambul, Turquía, se determinará exactamente qué se proporcionará y cuánto costará.

Los funcionarios pidieron no ser identificados debido a que no están autorizados a hablar públicamente sobre el anuncio de Kerry.

El jueves, Kerry dijo que la conferencia tiene la intención de colocar a la oposición y todos los posibles donantes “en la misma página” sobre cómo será gobernada Siria si Assad deja el poder o es derrocado.

“La esperanza es que eso creará entonces un nivel de confianza sobre quien obtiene qué tipo de ayuda de quién”, dijo al Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Con la guerra civil siria en su tercer año, Estados Unidos y sus aliados europeos y árabes están batallando para encontrar caminos para detener la violencia que, según la Organización de las Naciones Unidas, ha costado la vida de más de 70.000 personas. A pesar de la presión internacional, Assad ha conseguido aferrarse al poder mucho más tiempo del que esperaba el gobierno de Barack Obama.

“Necesitamos cambiar los cálculos del presidente Assad’, eso está claro”, dijo Kerry. Agregó que la sobrevivencia del gobierno sirio depende en gran medida del apoyo continuo que obtiene de Irán, el grupo Hezbolá y Rusia.

“Esta ecuación debe cambiar de alguna manera”, señaló..

___