Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU sin acceso a cineasta detenido en Venezuela

CARACAS, Venezuela (AP) — Diplomáticos estadounidenses no han tendido acceso a un connacional que está detenido desde hace casi dos semanas en la sede de la policía política venezolana por su presunta vinculación con un plan para generar desórdenes a nivel nacional tras los pasados comicios presidenciales, en una situación que su familia ha considerado como una “pesadilla”.


Publicidad

“Esperamos que se conceda el acceso consular muy pronto”, dijo la familia de Timothy Hallet Tracy, de 35 años, a The Associated Press en un comunicado.

El Departamento de Estado confirmó que a funcionarios diplomáticos no se les ha permitido ver a Tracy, quien permanece detenido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional por decisión de un tribunal que confirmó a finales del mes pasado el arresto del estadounidense, imputado de los delitos de “conspiración, favorecimiento material, asociación para delinquir y uso de documento público falso”.

Es una práctica común que se permita a los ciudadanos extranjeros tener contacto con los diplomáticos de sus países para confirmar si se le están respetando sus derechos humanos, y para ayudarle en los trámites de la justicia local.

Al negar los señalamientos contra el estadounidense detenido, la familia de Tracy ratificó que él es “director de cine”, y que estuvo haciendo un documental sobre el pueblo de Venezuela durante seis meses. Amigos de Tracy informaron a la AP que el documentalista, antes de ser arrestado el pasado 24 de abril, fue detenido brevemente por las autoridades venezolanas dos veces, pero que luego permitieron continuar con su trabajo.

“Hemos estado viviendo una pesadilla”, dijo la familia en el comunicado enviado por correo electrónico. “Hemos estado en comunicación con Timmy y ha asegurado que está siendo tratado bien”. Los familiares de Tracy no respondieron de inmediato a las solicitudes de más comentarios.

Algunos funcionarios venezolanos han denunciado que Tracy estaba trabajando para órganos de inteligencia de Estados Unidos, y que tuvo contactos con jóvenes manifestantes que participaron en las protestas callejeras que ocurrieron luego de las elecciones del 14 de abril.

La oposición impugnó la semana pasada los resultados electorales en el Tribunal Supremo de Justicia alegando supuestas irregularidades en el proceso y exigió la repetición de la consulta. El ex candidato presidencial opositor Henrique Capriles se ha negado a reconocer la victoria del oficialista Nicolás Maduro, quien obtuvo 7,5 millones de votos, superando por 224.739 sufragios a su adversario.

El presidente Barack Obama declaró el pasado fin de semana a una televisora, durante una visita a Costa Rica, que las acusaciones contra Tracy son “ridículas”.

El ministro venezolano de Relaciones Interiores, Miguel Rodríguez, reiteró en la víspera las acusaciones contra Tracy.

Las autoridades venezolanas detuvieron a otro estadounidense en agosto del año pasado en el estado suroccidental del Táchira sin que se conocieran los cargos en su contra. El detenido, quien fue acusado de ser un mercenario, fue deportado tres meses después.

El fallecido presidente Hugo Chávez, un feroz crítico de Estados Unidos, dijo en esa oportunidad que el sospechoso había sido “marine”, y que su pasaporte mostraba que estuvo en Irak en el 2006, en Afganistán con “múltiples entradas del 2004 en adelante”, en Jordania en el 2007, Gran Bretaña, Alemania, República Dominicana y Colombia.

Ficha de la captura de Timothy Tracy cedida por la Televisión Venezolana

Ficha de la captura de Timothy Tracy cedida por la Televisión Venezolana