Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Israel a Rusia: No venda armas antiaéreas a Siria

Roma— Israel solicitó a Rusia que cancele una venta a Siria de un sistema avanzado de defensa aérea que podría complicar futuras intervenciones militares, confirmaron el jueves funcionarios de seguridad israelíes.


Publicidad

Los funcionarios dijeron que Israel compartió informaciones con Estados Unidos en la esperanza de persuadir a Rusia que detenga los planes de suministrar proyectiles antiaéreos S-300. Las fuentes hablaron con la condición del anonimato por no estar autorizadas a hablar con la prensa.

Por su parte el secretario de estado norteamericano John Kerry dijo que la entrega del sistema ruso a Siria sería un factor “desestabilizador” para la seguridad israelí.

Kerry dijo que Estados Unidos ha manifestado preocupaciones por lo que las baterías S-300 significarían para la seguridad israelí. Kerry habló con la prensa en Roma después que el Wall Street Journal informó que Rusia se aprestaba a vender las armas al régimen del presidente sirio Bashar Assad.

En general, Israel se ha mantenido al margen durante el levantamiento contra Assad, que empezó en marzo del 2011 y desembocó en una guerra civil que hasta ahora ha dejado más de 70.000 muertos.

Israel se ha abstenido de responder la mayoría de las veces que recibió impactos desde Siria. Pero ha insistido en que no permitirá la introducción de proyectiles antiaéreos modernos y armas avanzadas a milicianos de Jezbolá en el Líbano.

Los aviones israelíes evadieron las defensas aéreas sirias dos veces la semana pasada para atacar cargas de armas supuestamente destinadas a Jezbolá. Israel no ha admitido oficialmente los ataques, pero algunos funcionarios dijeron que el objetivo era privar a Jezbolá de armas que pudieran ser usadas contra Israel y no inflamar las tensiones con Siria.

Las autoridades israelíes están preocupadas de que con el posible desplome del régimen de Assad, Jezbolá y otros elementos puedan echar mano a los numerosos arsenales sirios. En enero, Israel lanzó un ataque aéreo que al parecer destruyó una carga de proyectiles antiaéreos destinados a Jezbolá.

No hubo declaraciones inmediatas de Rusia ni del ministerio de defensa israelí en relación con la supuesta venta de los S-300, considerados los sistemas más avanzados para defensa aérea.