Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Al menos 33 muertos por bombas en Irak

BAGDAD (AP) — Un coche-bomba estalló el miércoles cerca de una estación de autobuses en la principal sección chiíta de Bagdad, en la más mortífera de una serie de explosiones que dejaron al menos 33 muertos en todo el país, dijeron las autoridades.


Publicidad

La violencia se produjo en medio de crecientes tensiones entre el gobierno de mayoría chiíta y la minoría suní luego de una sangrienta batida contra un campamento suní de protesta en el norte del país. La violencia ha disminuido considerablemente en Irak, pero un aumento de los ataques ha creado temores de un regreso a los choques sectarios que llevaron al país al borde de una guerra civil en el 2006 y el 2007.

Los chiítas controlan el poder en Irak post Saddam Hussein. Con la intención de reconstruir el país en lugar de regresar a una guerra abierta, han restringido mayormente a sus milicias en los últimos cinco años, mientras grupos extremistas suníes como al-Qaida lanzan ataques. Pero un incremento de los ataques a mezquitas suníes ha despertado temores de un regreso a los choques de represalia.

El día comenzó violentamente cuando un automóvil cargado de explosivos estalló en el centro de la ciudad de Kirkuk alrededor de las 3 p.m., matando a tres civiles e hiriendo a ocho. Una hora más tarde, otro coche-bomba estacionado en la misma área estalló, matando a dos niños y sus padres, que iban en un auto, dijo el subjefe de la policía de la ciudad, mayor general Torhan Abdul-Rahman Youssef.

Civiles y socorristas buscaron a sobrevivientes en una casa parcialmente dañada por la primera explosión. Un hombre que gritaba trató varias veces de entrar a la casa, pero se vio impedido por la muchedumbre. Luego del segundo ataque, los bomberos batallaron para apagar un incendio que envolvió el coche, en el que se veían al menos tres cadáveres calcinados, de una mujer y dos niños.

Kirkuk es hogar de una mezcla de árabes, curdos y turcomanos, que tienen reclamos sobre esa zona rica en petróleo. Los curdos quieren incorporarla a su región autónoma en el norte, pero árabes y turcomanos se oponen.

Horas más tarde, varias bombas estallaron en un intervalo de 90 minutos cuando los iraquíes regresaban a sus casas de trabajo y otros menesteres en áreas mayormente chiítas en Bagdad.

El más mortífero de los ataques ocurrió en la amplia Ciudad Sadr, escenario de algunos de los combates más sangrientos entre chiítas y suníes durante el pico de la violencia sectaria. La policía y funcionarios de hospitales dijeron que un coche bomba estalló cerca de una atestada parada de autobuses, matando a menos a siete personas e hiriendo a 20. La explosión dañó además varias tiendas y autos en el área, que fue acordonada por la policía.

Minutos más tarde, un coche bomba estalló poco después del arribo de los bomberos para extinguir las llamas de un vehículo en el distrito chiíta de Kazimiyah, en el norte de Bagdad. Ese ataque dejó dos muertos y nueve heridos.

Al menos otras seis bombas estallaron en rápida sucesión cerca de paradas de autobuses o en mercados al aire libre, matando a 15 personas e hiriendo a casi 50.

En Tarmiya, 50 kilómetros al norte de Bagdad, un atacante suicida en una motocicleta detonó sus explosivos junto a una patrulla policial. Mató a dos agentes e hirió a ocho.

Residentes reaccionan luego de la explosión de un coche bomba en Kirkuk, 290 kilómetros al norte de Bagdad, Irak, el miércoles, 15 de mayo del 2013. Al menos 33 personas murieron en todo el país en ataques con bombas, dijeron las autoridades. (Foto AP/Emad Matti)

Residentes reaccionan luego de la explosión de un coche bomba en Kirkuk, 290 kilómetros al norte de Bagdad, Irak, el miércoles, 15 de mayo del 2013. Al menos 33 personas murieron en todo el país en ataques con bombas, dijeron las autoridades. (Foto AP/Emad Matti)