Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Protestas por el robo a una virgen en Bolivia

La Paz, 20 may (EFE).- Los habitantes del pueblo boliviano de Copacabana, sede de un santuario mariano muy visitado, llevarán mañana en procesión desde El Alto hasta La Paz a su Virgen para protestar por la falta de resultados en la investigación del robo de las joyas de la imagen hace un mes.


Publicidad

“No hay nada, no hay las joyas, las autoridades no dicen nada. Es por eso que el pasado martes se llevó (a cabo) una gran asamblea en Copacabana donde se decidió traer a la virgencita a la ciudad de La Paz”, declaró al canal Unitel Reynaldo Tito, vicepresidente del Comité Cívico de Residentes de esa localidad fronteriza con Perú.

El robo al santuario tuvo lugar en abril pasado y los ladrones se llevaron 18 joyas de un valor incalculable que adornaban las imágenes de la Virgen de Copacabana y del niño Jesús que carga en los brazos.

El santuario, que es uno de los más visitados por peregrinos de Bolivia y el sur de Perú, está situado a 156 kilómetros al oeste de La Paz, a 3.841 metros de altitud y a orillas del lago Titicaca.

En honor a esta imagen religiosa fue bautizada la famosa playa brasileña de Copacabana cuando en 1770 el obispo Antonio del Destierro inauguró en Río de Janeiro una capilla para que los pescadores pudieran venerar a esta Virgen.

Por el robo actualmente hay una persona con arresto domiciliario y otra está presa en una cárcel en La Paz, pero desde principios de este mes no ha habido novedades sobre las investigaciones.

El robo en Copacabana ocurrió en medio de una serie de hurtos similares a otros templos católicos en el altiplano boliviano.

El presidente Evo Morales acusó el mes pasado a “algunos obispos” de tener responsabilidad en esta serie de robos, lo que fue rechazado de plano por la Conferencia Episcopal Boliviana.

Los obispos, que han pedido apoyo al Estado para preservar el patrimonio histórico, religioso y cultural de sus templos y santuarios, demandaron a las autoridades que intensifiquen las investigaciones para hallar a los autores de los hurtos. EFE