Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama dará un discurso sobre la lucha antiterrorista y Guantánamo

Washington, 22 may (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, dará este jueves un discurso sobre la política antiterrorista en el que destacará que, pese al debilitamiento de Al Qaeda, hay nuevas amenazas, defenderá el uso de “drones” y se referirá también al cierre de la prisión de Guantánamo.


Publicidad

En su discurso en la Universidad de Defensa Nacional, a las afueras de Washington, Obama “agradecerá a los militares por la lucha contra Al Qaeda” y subrayará que el “corazón” de esa red terrorista “está dañado”, anticipó hoy a Efe Jeffrey Gordon, experto en temas de seguridad y defensa.

El presidente defenderá, además, el cuestionado uso de aviones no tripulados, conocidos como drones, en la lucha antiterrorista y “volverá a exponer su plan para el cierre de Guantánamo”, según Gordon, exportavoz del Pentágono.

Está previsto que el discurso de Obama comience a las 13.30 hora local (17.30 GMT).

El mandatario prevé “revisar el estado de las amenazas que enfrentamos, en particular que el corazón de Al Qaeda se ha debilitado pero han surgido nuevos peligros”, de acuerdo con lo adelantado por la Casa Blanca.

Obama explicará también el marco político y jurídico en el que EE.UU. toma medidas contra “las amenazas terroristas, incluyendo el uso de aviones no tripulados”, anotó la Casa Blanca.

Asimismo, repasará su “política de detención y los esfuerzos para cerrar el centro de Guantánamo”, agregó la residencia presidencial.

El presidente iba a haber pronunciado este discurso a comienzos de este mes, pero lo aplazó en medio de la preocupación por la huelga de hambre de un centenar de presos en Guantánamo y a raíz de la reciente revelación del espionaje telefónico a la agencia AP para hallar al responsable de una filtración sobre seguridad nacional.

La huelga de hambre que secundan desde hace tres meses un centenar de los 166 presos de Guantánamo ha disparado las alertas sobre las condiciones en esa cárcel, ubicada en Cuba, y también la urgencia de su cierre, prometido por Obama poco después de su llegada a la Casa Blanca, en enero de 2009.

La semana pasada los responsables de Guantánamo declararon cuatro “alertas amarillas” o estados de emergencia médica temporales, una de ellas tras encontrar a un recluso aparentemente inconsciente en la prisión, donde 30 de los 100 reos en huelga de hambre son alimentados a la fuerza.

Obama prometió recientemente que reanudará los esfuerzos para lograr la luz verde del Congreso para el cierre del penal.

“Es caro. Es ineficaz. Daña nuestra imagen internacional. Reduce la cooperación con nuestros aliados en los esfuerzos antiterroristas. Es una herramienta para el reclutamiento de extremistas. Es necesario cerrarlo”, explicó el presidente en una rueda de prensa el pasado 30 de abril.

La cárcel de Guantánamo se abrió en enero de 2002 por decisión del entonces presidente George W. Bush y en el marco de la guerra global de EE.UU. contra el terrorismo tras los atentados del 11 de septiembre y llegó a tener casi 800 reclusos.

Un total de 86 de los 166 reclusos que tiene hoy han recibido el visto bueno para ser excarcelados, pero la oposición del Congreso, la falta de acuerdos bilaterales para su transferencia y una moratoria en la repatriación de presos yemeníes a su país han bloqueado el proceso.

En cuanto al uso de los drones, el Gobierno de Obama ha recibido críticas por haberlos empleado en operaciones antiterroristas contra ciudadanos estadounidenses.

Uno de los casos más controvertidos fue la operación que mató en septiembre de 2011 en Yemen a Anwar al Awlaki, un clérigo radical islamista nacido en EE.UU. y conocido por ser uno de los líderes de Al Qaeda en la península Arábiga.

Se calcula que los ataques estadounidenses con drones son responsables de unas 4.000 muertes entre 2004 y 2013. Unas 800 (el 20 %) serían civiles, según el consenso de diversos estudios.

En su discurso sobre el Estado de la Unión, en enero pasado, Obama se comprometió a que la lucha antiterrorista sea más transparente y su intervención de este jueves será “el primer paso” en ese sentido, según la Casa Blanca. EFE