Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Citan a generales en investigación contra Alvaro Uribe

Colombia (AP) — Una comisión legislativa que investiga al ex presidente Alvaro Uribe anunció el martes que en los próximos días escuchará la declaración de dos generales de la policía en el marco de la investigación que realiza al ex mandatario por el nombramiento de un general que fue su jefe de seguridad y que está preso y condenado en Estados Unidos.


Publicidad

El congresista Orlando Clavijo, de la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes, explicó telefónicamente a The Associated Press que al actual director de la policía, general José Roberto León, fue citado para que explique cuál es el trámite para designar a un jefe de seguridad de la sede de gobierno y, por ende, del presidente.

El otro citado es el ex director de la policía, general en retiro Oscar Naranjo (2007-2012) quien, entre otros aspectos, deberá explicar por qué el condenado en Estados Unidos Mauricio Santoyo fue ascendido al grado de brigadier general.

Santoyo fue sentenciado en diciembre a 13 años de prisión por aceptar sobornos de un grupo paramilitar, la llamada “oficina de Envigado”, considerado por Estados Unidos una organización terrorista.

Santoyo fue condenado en una corte federal en Alexandria, en el estado de Virginia, luego de declararse culpable en 2012. El general en retiro admitió que proporcionó apoyo material a las narcoparamilitares Autodefensas Unidas de Colombia que se habrían involucrado en operaciones de narcotráfico, asesinatos y secuestros.

Clavijo no descartó que integrantes de la Comisión de Acusación viajen a Estados Unidos a escuchar la declaración de Santoyo. La Comisión de Acusación es conocida en Colombia por su inoperancia y lentitud para avanzar en las investigaciones contra los altos dignatarios del país como ex presidentes y magistrados de las altas cortes.

El principal acusador contra Uribe (2002-2010) en el caso Santoyo es el congresista de izquierda Iván Cepeda, quien el martes declaró en el Legislativo contra el ex gobernante.

“Yo básicamente lo que mostré es que no es cierta la afirmación del ex presidente Uribe que él no conociera ni estuviera al tanto de los problemas con la justicia del señor Santoyo. Por el contrario, hice una reconstrucción desde la época que Uribe fue gobernador de Antioquia (1995-1997) y de las relaciones entre Uribe y Santoyo”, explicó Cepeda en conversación telefónica con la AP.

Según dijo, expuso que Santoyo en el pasado, y antes de ser jefe de seguridad de Uribe, ya era objeto de señalamientos por violación a los derechos humanos.

“Hice una radiografía de las relaciones Uribe-Santoyo y señalé que era imposible que primero como gobernador y después como presidente de la República no conociera a fondo cuál era la situación de un hombre que él defendió, impulsó su carrera y llevó incluso a condecoraciones y distinciones siendo él, al mismo tiempo, una figura del narcotráfico y del paramilitarismo”, indicó Cepeda.

Si las investigaciones contra Uribe no prosperan en Colombia, advirtió Cepeda, acudirá a organismos internacionales.

Uribe ha dicho que él no intercedió para que Santoyo fuera ascendido en su carrera policial pero reconoció que el comportamiento del otrora oficial fue bueno mientras trabajó a su lado.

Otro jefe de seguridad de Uribe, el general en retiro Flavio Buitrago, es investigado por la Fiscalía por sus aparentes nexos con el veterano narcotraficante Marco Antonio Gil, alias “el Papero”. El ex oficial ha dicho que es inocente.

Buitrago fue vinculado por distintos medios de comunicación a Gil, quien al ser detenido se dedicaba a la comercialización de papa en el principal centro mayorista de alimentos de Bogotá.

Distintos medios de prensa, al citar fuentes confidenciales, han dicho que Buitrago habría tenido relaciones con “el Papero” en los años 90 y que, incluso, existían grabaciones de algunos de sus diálogos telefónicos.

Buitrago ha dicho que su única relación con el capturado fue cuando a fines de los años 90 dirigió la policía antisecuestro en Bogotá y se ocupó de la búsqueda y rescate de una hija de Gil secuestrada.

El ex presidente Uribe ha dicho que son la policía y Buitrago los que deben dar explicaciones.