Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Nicaragua: periodistas exigen libertad de expresión

MANAGUA, Nicaragua (AP) — Un centenar de periodistas nicaragüenses de diferentes medios de comunicación se plantaron simbólicamente el miércoles frente a las instalaciones de la Corte Suprema de Justicia y exigieron el cese de las agresiones a reporteros y el respeto a su labor.


Publicidad

Los comunicadores sociales, aglutinados en Periodistas Investigadores de Nicaragua, se convocaron por primera vez desde que el presidente Daniel Ortega asumió la presidencia en 2007 para pedir que se respete el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la información pública. La mayoría vestía camisa blanca y tenía tapada la boca con un lienzo negro.

“Somos periodistas, no activistas políticos”, fue la frase que con megáfonos y pancartas repitieron los periodistas frente al portón de la Corte Suprema, sitio que escogieron debido a que fue en las instalaciones de los juzgados de Managua que se dio el último incidente en el que un equipo periodístico del diario La Prensa, crítico del gobierno de Ortega, fue agredido por guardas de seguridad.

Los periodistas del citado diario fueron retirados a empujones del Complejo Judicial de Managua mientras intentaban dar cobertura a una acusación de Zoilamérica Ortega Murillo, hijastra del mandatario, contra la embajada de Noruega.

“Todos sabemos que hay una campaña de desprestigio contra las instituciones del Estado, hay un fondo político en esto, no es cierto que se afecte a la libertad de expresión”, dijo el vocero de la Corte Suprema, Roberto Larios, al hablar de la protesta de los periodistas.

Larios añadió que “nunca se les ha afectado a los periodistas en su derecho a informar, al menos en el Poder Judicial siempre han tenido acceso, lo que ocurrió con los periodistas de La Prensa fue un exceso de parte de los guardas, pero que en parte tuvieron culpa ellos, por no cumplir con las normas de seguridad establecidas”.

En la protesta los periodistas también mostraron fotografías del fotoperiodista chileno Héctor Retamal, de la Agencia France Presse, quien fue expulsado semanas atrás por supuestamente violar leyes de migración y de tránsito del país.

“Vine a esta actividad porque se trata de un movimiento de periodistas auto convocado para reclamar por los derechos de la libertad de expresión que no es sólo de los periodistas sino de toda la población que tiene derecho a ser informada”, dijo a The Associated Press Sofía Montenegro, del Centro de Investigaciones de la Comunicación.

Los periodistas que participaron de la protesta coincidieron en que la política de comunicación que impuso la primera dama y vocera del gobierno Rosario Murillo los afecta directamente pues va desde el “secretismo” con la información pública hasta la discriminación al momento de las coberturas -en las que los periodistas oficialistas tienen privilegios- y las agresiones físicas.

Desde que asumió la vocería del gobierno Murillo instruyó a los funcionarios de gobierno y encargados de relaciones públicas no brindar información a otros medios que no sean los del denominado “Poder Ciudadano”, pues para ella lo más importantes es que lo que se vaya a transmitir como noticias a la población no esté “contaminado” por los enfoques de los medios que no oficialistas.

“Aquí hay una Ley de Información Pública y el Estado y sus funcionarios deben entender que están obligados a informar y rendir cuenta”, dijo Guillermo Cortés Domínguez, periodista y catedrático de Comunicación Social, que también participó de la manifestación.

El experto en temas de comunicación Adrián Bermúdez dijo que es propio de los comunicadores defender espacios de información cuando las políticas de Estado pretenden “cercenar” libertades y que esa acción debería de ser reclamada no sólo por los periodistas sino por la sociedad en general.

“Cuando la información está sesgada, es el ciudadano el que resiente los vacíos que hay en noticias donde hay un cuestionamiento a quien ejerce la función pública sin contraparte presente, eso es lo que hay que cuidar”, dijo Bermúdez.

Sitio web imagen: laprensa.com.ni