Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Asesinato guerrillero a un hacendado conmociona Paraguay

ASUNCION, Paraguay (AP) — Tras el asesinato de un hacendado acribillado en medio de la selva al norte de Paraguay, tanto el presidente saliente como el mandatario recientemente electo condenaron el hecho y prometieron combatir al grupo guerrillero supuestamente responsable del crimen.


Publicidad

Federico Franco, quien entregará el poder el 15 de agosto de 2013 a Horacio Cartes, manifestó en declaraciones a la prensa que los miembros del grupo rebelde autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) son criminales y terroristas y que su gobierno los combatirá por “tierra, agua y aire”.

El mandatario habló el sábado desde una estancia en la aldea Tacuatí, predio donde se realizó el acto funerario, a 360 kilómetros al norte de Asunción en el departamento de San Pedro y cercano a la hacienda donde fue asesinado Luis Lindstrom el viernes.

Franco señaló que Lindstron pudo ser ejecutado en represalia a las últimas detenciones efectuadas por la policía, ya que el ataque ocurrió horas después de que agentes policiales con el fiscal antisecuestro Federico Delfino apresaran a Alcides Godoy, de 21 años, miembro del EPP en cuyo poder se encontraron rifles, pistolas y panfletos para ser distribuidos.

Godoy fue capturado en el pueblo Kurusú de Hierro, a 100 kilómetros de Tacuatí, “tras un largo trabajo de inteligencia porque de día era un campesino dedicado al cultivo de maíz y sésamo pero de noche asaltaba a las personas pidiendo dinero a modo de cooperación para el EPP”, explicó Delfino en conferencia de prensa.

Por su parte Cartes, el empresario tabacalero y dirigente deportivo electo presidente en los comicios de abril, advirtió el viernes a los responsables del hecho a través de su cuenta de Twitter “a los criminales les digo, las fuerzas públicas cumplirán su rol!” y agregó “No se reivindican cosas matando gente, asesinando.”

Lindstron, quien ya había sido secuestrado en 2008 por el grupo guerrillero EPP y liberado a los 40 días tras el pago de un rescate, recibió 15 balazos de armas de grueso calibre según el médico forense Pablo Lemir, encargado de la autopsia.

“La mayoría de los disparos, a juzgar por los orificios de entrada, se hizo desde larga distancia”, acotó.

Se trata presuntamente del mismo grupo que en 2004 secuestró y asesinó a la hija del ex presidente Raúl Cubas.

Según Aníbal Lindstron, hermano menor del hacendado, éste después de su secuestro “recibía permanentes pedidos de dinero; les pagaba a modo de colaboración o cuota revolucionaria”.

Recordó que “el año pasado mi hermano prestó a otro hacendado vecino su tractor con operador incluido a fin de limpiar un terreno, pero el EPP incendió la máquina, mató al operador y dejó un mensaje diciendo que moriría todo aquel que talara árboles y plantara soja”.

El ministro del Interior Carmelo Caballero reactivó el viernes la oferta de recompensa de más de un millón de dólares para quien brinde datos precisos que conduzcan a la captura de los líderes del grupo armado.

También anunció que las fuerzas militares se sumaron a las tareas de búsqueda y captura de los criminales y ordenó varios cambios en la jefatura policial del departamento de San Pedro.

Los datos policiales indican que el EPP comenzó a operar entre 1997 y 1998 asaltando bancos y financieras; en 2001 perpetró en Asunción su primer secuestro de carácter extorsivo y desde 2008 se mueve exclusivamente en la selva de los departamentos norteños de San Pedro y Concepción.

* El hacendado Luis Lindstrom, asesinado el viernes.