Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mujica recuerda que el socialismo no puede ir contra la democracia

El presidente de Uruguay, José Mujica, aliado estratégico del difunto mandatario Hugo Chávez, ha declarado al diario español El País que no comparte el tono de la discusión en Venezuela, en donde la oposición ha reconocido el triunfo electoral de Nicolás Maduro, y este acusa de golpista a la discusión. “No comparto el tono de la discusión y todo eso, porque una izquierda que quiera ser democrática, y el mensaje chavista lo es, tiene que acostumbrarse a vivir con la oposición y la oposición tiene que acostumbrarse a convivir. Es una evolución de madurez en las sociedades. Las transformaciones socializantes no pueden ir contra la democracia”, ha dicho Mujica.


Publicidad

Mujica ha dicho que las actuales Fuerzas Armadas de Venezuela han sido depuradas y que son actualmente chavistas. “Pero son Fuerzas Armadas, y así como las gallinas están programadas para poner huevos, las estructuras militares una vez que toman un rumbo, tienen un peso. Eso es una de las seguridades que tiene el régimen, indicó.

Sin embargo, reconoce que “de haber una rotación política se puede tensionar mucho la sociedad venezolana. Ojalá que no, ojalá que esto no pase. Yo creo que en Venezuela hay que ayudar en todo lo que se pueda a buscar racionalidad”.

Consultado por los jefes de Estado personalistas y la tendencia a la reelección en América Latina, dijo: “Las personalidades terminan ocupando más escenario que los partidos. Los partidos aseguran la sucesión de las causas, las personalidades están sujetas a la biología. Obviamente que se precisan personalidades, pero en Uruguay, los que a la larga vienen decidiendo son los partidos. En otros lados no es así, influyen muchísimo hasta las personalidades coyunturales”.

“Venezuela tiene una de las contradicciones más severas porque era muy fuerte la personalidad de Chávez. Absorbía y cubría todo el escenario y es probable que tuviera tal peso que mitigaba penurias de gestión que son históricas en Venezuela, que no son de hoy, que son hijas de una sociedad abundante en recursos naturales y que cohabitó y se acostumbró mucho a vivir de los recursos naturales. Cuando uno ve el precio interno del combustible en Venezuela y todavía una buena cantidad de ese combustible se va de contrabando para Colombia, ¿cómo se sostiene esto?”, se ha cuestionado.

Por último, en relación a la reunión de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) donde Nicolás Maduro fue respaldado como presidente tras unas elecciones que fueron denunciadas por fraude, reconoció que “fue una reunión polémica, y tenía que ser polémica. Claro que tenía que ser polémica. Ahora estamos en una encrucijada: lo más importante que está pasando en América Latina es la tentativa de construir paz en Colombia. Es una de las cosas más importantes en las últimas décadas que han pasado y en todo lo que se pueda hay que tratar de ayudar”, concluyó.