Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Aborto y matrimonio gay centran polémica en Asamblea de la OEA

Antigua (Guatemala), 4 jun (EFE).- La 43 Asamblea General de la OEA se inaugura hoy en Guatemala centrada en el problema mundial de las drogas y nuevos enfoques para combatirla, pero con la polémica centrada en el aborto y el matrimonio entre homosexuales.


Publicidad

Ambos temas están incluidos en unas de las decenas de resoluciones que serán presentadas en la XLIII Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se instala este martes a las 18.00 hora local (00.00 GMT del miércoles) en la ciudad colonial de Antigua, explicó a Efe un miembro de la delegación de Chile.

Un grupo de guatemaltecos se congregó este martes, por segundo día consecutivo, a las puertas del hotel que sirve de sede a la Asamblea, con pancartas “en favor de la vida” y frases de agradecimiento al presidente del país, Otto Pérez Molina, quien ya adelantó que su Gobierno está en contra del aborto y el matrimonio homosexual.

“Estoy aquí para defender la vida desde el momento de la concepción hasta su muerte natural, y también para defender el matrimonio como Dios lo dispuso desde un principio”, dijo a Efe Verónica Grenales, una de las manifestantes congregadas en Antigua.

Otra manifestante, Dominique de Quiñones, resaltó que en el marco de la Asamblea General de la OEA “se está hablando de definiciones importantes como la familia y el matrimonio”, y “en Guatemala el matrimonio es entre hombre y mujer y el aborto ilegal”.

El presidente Pérez Molina afirmó este martes que Guatemala es un país conservador y por tanto está contra el aborto y el matrimonio entre homosexuales, posición que dejará sentada en la 43 asamblea general de la OEA.

“Nosotros vamos a poner una reserva marcando nuestra posición. Los países tienen la libertad de hacer las reservas del caso y nosotros lo vamos a hacer”, afirmó el gobernante en declaraciones a los medios locales.

Los temas del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo fueron centro de intensas exposiciones en un diálogo entre la sociedad civil, trabajadores y sector privado con la OEA, que fue instalado este martes por el secretario general del organismo, José Miguel Insulza.

Johana Ramírez, una activista por los derechos de los grupos transgénero, habló sobre la discriminación que sufren esa y otras minorías por su orientación sexual, entre ellas “que no se reconozca su identidad de género”, o que no exista un trato diferenciado a nivel de salud, lo que genera una “discapacidad sicosocial” de esos grupos.

Por ello, Ramírez y otros activistas presentes en el diálogo exigieron a los países miembros de la OEA que “firmen, ratifiquen y ejecuten” la Convención Interamericana contra el racismos, la discriminación racial y formas conexas de intolerancia, y la Convención Interamericana contra toda forma de discriminación e intolerancia.

Por su parte, Alejandra Sol, representante de la organización guatemalteca Provida y profamilia, dijo que “la OEA debe fortalecer el derecho humano a la vida desde la concepción hasta su muerte natural”, así como fortalecer “la institución del matrimonio como la unión de un hombre y una mujer con fines de procreación”.

Asimismo, la Red Familia de El Salvador acusó que “bajo sutiles, pero agresivas políticas” que promueven la “equidad y expresión de género” y la “salud sexual y reproductiva” se busca “institucionalizar las uniones de personas homosexuales y despenalizar o legalizar el aborto para que de ser un crimen pase a considerarse como ‘un derecho’ de mujer”.

A través de un comunicado divulgado en Antigua la Red Familia, que aglutina a 50 organizaciones no gubernamentales, cita que esos conceptos están incluidos en tres proyectos de resolución que serán presentados a la Asamblea para su aprobación.

“Aclaramos estar a favor de reconocer la igualdad de derechos a hombres y mujeres, en contra de la violencia a la mujer (…) respetamos a quienes tienen una orientación sexual distinta a la de su sexo natural, pero esos nobles ideales no deben utilizarse indebidamente para promover como ‘derechos’ conductas que son contrarias a la naturaleza del ser humano”, indicó la Red salvadoreña. EFE