Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ahmadineyad invita a los iraníes a votar pese a la exclusión de su sector

Teherán, 13 jun (EFE).- El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, invitó hoy a todos los iraníes a votar en las elecciones presidenciales de mañana, viernes, en las que ha de ser sustituido en el cargo, pese a la exclusión de su sector político de los comicios.


Publicidad

En un comunicado de la Oficina de la Presidencia difundido por la agencia oficial, IRNA, Ahmadineyad destaca la importancia de la participación en los undécimos comicios presidenciales para el avance y la prosperidad de la República Islámica.

En su nota, Ahmadineyad se refiere, sin citarlos, a los países enfrentados a Irán y a las sanciones internacionales que le afectan y elogia la “sabiduría y sagacidad de nuestra querida nación para eliminarlas y dejar atrás las dificultades, convirtiendo los retos en oportunidades”.

Sobre sus ocho años de mandato, que ahora acaban, dijo que han sido “un periodo de trabajo duro con logros sostenibles”, al tiempo que señalaba que mañana, 14 de junio, “es el día de decidir el inicio de una nueva era”.

El presidente saliente iraní manifiesta su confianza en la sabiduría del pueblo de Irán ya que, considera: “Vosotros sabéis muy bien cómo tomar las decisiones y a quién elegir”.

Tras su reelección para un segundo mandato, Ahmadineyad y su sector, nacionalista conservador, han estado enfrentados al líder supremo de Irán, ayatolá Ali Jamenei, además de al Parlamento y al Poder Judicial, controlados por los ultraconservadores principalistas.

En los pasados comicios legislativos de 2012, los seguidores de Ahmadineyad fueron prácticamente barridos del Parlamento y, en estas presidenciales, han sido excluidos, al ser eliminado el asesor y delfín político del presidente, Esfandiar Rahim Mashaei, por el Consejo de Guardianes, órgano religioso que supervisa la vida política de la República Islámica de Irán. EFE