Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Oposición turca dice que Erdogan arrastra al país a una guerra civil

Estambul, 15 jun (EFE).- El líder de la oposición turca, Kemal Kiliçdaroglu, aseguró hoy que las órdenes que está dando el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, para reprimir a los manifestantes en Estambul son “ilegales” y podrían arrastrar al país eurasiático a “una guerra civil”.


Publicidad

En un comunicado emitido tras el violento desalojo policial del parque Gezi, el líder del opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP), señala que “cumplir las órdenes de un primer ministro que no duda en arrastrar al país a una guerra civil es ilegal según el derecho internacional”.

El laico CHP ha apoyado desde el principio las protestas que desde hace más de dos semanas han sacudido Turquía y que tenían en esa zona verde su principal símbolo.

“Lo que se hace aquí no es un crimen solo contra la democracia sino contra la humanidad”, destacó el político opositor.

“Los que forman parte de esta ilegalidad serán un día juzgados”, agregó Kiliçdaroglu.

La policía turca desalojó hoy de forma fulminante la céntrica zona verde con cargas y el empleo de abundante material antidisturbios, como cañones de agua y gases lacrimógenos.

Erdogan había dicho hoy en un mitin multitudinario de sus seguidores en Ankara que si los manifestantes no abandonaban el parque hasta mañana iba a ser desalojado por la policía.

Según la Oficina del Gobernador de la ciudad, 29 personas han tenido que ser hospitalizadas por la operación policial y no se teme por la vida de ninguna de ellas.

Operarios de limpieza ya han empezado a desmontar con ayuda de excavadoras las tiendas de campaña, carpas y casetas que los “indignados” turcos habían levantado en los días en los que ocuparon el recinto.

Según las emisoras turcas, miles de personas se estaban acercando en la madrugada del domingo desde varios puntos de Estambul a la céntrica plaza Taksim y al parque Gezi, que permanecían cercados por la policía. EFE