Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Policía despeja plaza de Estambul

ESTAMBUL, Turquía (AP) — Policías antimotines lanzaron el sábado chorros de agua y gas lacrimógeno contra los manifestantes atrincherados en la Plaza Taksim y en el vecino Parque Gezi de Estambul, una intervención de menos de media hora que puso fin a 18 días de ocupación en el centro del mayor desafío al primer ministro Recep Tayyip Erdogan en sus 10 años en el poder.


Publicidad

A la media hora, la ofensiva de los policías antimotines con cascos blancos había despejado el parque, dejando abandonadas numerosas tiendas de campaña multicolores. Poco después llegaron las topadoras mecánicas, que recogieron los escombros mientras cuadrillas de trabajadores desmontaban las tiendas de campaña. Los manifestantes ofrecieron poca resistencia física, incluso mientras policías de civil los sacaban a empujones del parque.

Nubes de humo blanco saturaban la zona mientras la policía entró al parque el sábado, donde derribaron letreros de los manifestantes, un kiosco comunal de alimentos y rociaban con gas lacrimógeno las tiendas de campaña, exhortando a salir a los que quedaban.

Imágenes de la televisión turca mostraron a activistas llevando a una mujer en una camilla hasta una ambulancia en medio de numerosos policías antimotines y a un hombre inmóvil en el suelo, antes que otros lo recogieran y se lo llevaran en brazos. Durante dos semanas los manifestantes desafiaron las advertencias del primer ministro de que evacuaran el lugar.

Algunos manifestantes huyeron a calles cercanas, levantando barricadas y alejándose a pie de los cañones de agua, gases lacrimógenos y balas de goma hasta las primeras horas del domingo.

A medida que la noticia de la ofensiva se esparció, miles de personas de otras partes de Estambul se congregaron tratando de llegar a Taksim. La televisión mostró imágenes de los policías lanzando gases lacrimógenos en una carretera y un puente al otro lado del Bósforo para evitar que los manifestantes llegaran a la zona.

También hubo manifestaciones en otras ciudades. En Ankara, por lo menos 3.000 personas se congregaron en la calle John F. Kennedy, donde legisladores de la oposición se sentaron delante de la multitud frente a la policía antimotines, no lejos del Parlamento. En Izmir, miles se reunieron en una plaza frente al mar.

Cerca de Gezi, las ambulancias trasladaban los heridos a hospitales mientras la policía establecía perímetros y puntos de control alrededor del parque, evitando que nadie se acercara.

Tayfun Kahraman, miembro de Solidaridad con Taksim, un grupo que aglutina a los movimientos de protesta, dijo que varias personas en el parque resultaron heridas, algunas por balas de goma.

“Que se queden con el parque, ya no nos importa. Que se lo queden. Esta represión tiene que terminar. La gente está en una situación pésima”, le dijo a The Associated Press por teléfono.

La brutal intervención policial del 31 de mayo contra los que protestaban por el plan de urbanización de la plaza y el parque provocó las mayores manifestaciones contra el gobierno en varios decenios y afectó la imagen internacional del primer ministro Erdogan.

Las protestas, que en un momento llegaron a decenas de ciudades del país, se convirtieron en una expresión mucho más amplia de descontento contra el gobierno de Erdogan y lo que muchos consideran un sistema cada vez más autoritario.

Erdogan, reelegido con el 50% de los votos para un tercer periodo en el 2011, rechaza vehementemente las acusaciones de los manifestantes y destaca su amplia base de apoyo.

Mientras entraban al parque el sábado, los agentes gritaron a los manifestantes “Esto es una actividad ilegal, esta es la última advertencia, salgan”.

Poco antes de la operación policial, Erdogan había amenazado a los manifestantes con un discurso en Sincan, un suburbio de la capital, Ankara, bastión de su Partido por la Justicia y el Desarrollo.

Una segunda manifestación a favor del gobierno está planeada para el domingo en Estambul, aunque Erdogan dijo que los mítines no tenían por fin ser “una alternativa” a las manifestaciones en el Parque Gezi sino parte de la campaña política de las elecciones locales en marzo próximo.

___

Keaten reportó desde Ankara, Turquía. Suzan Fraser, en Ankara, Turquía, contribuyó a este despacho.

TURQUIA-PROTESTAS