Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La ONU debate el estatus político de Puerto Rico

Naciones Unidas (AP) — Naciones Unidas debatió el estatus político de Puerto Rico el lunes durante una sesión en la que su representante en el Congreso estadounidense abogó por el reconocimiento de la isla como estado de la Unión y recordó que los puertorriqueños votaron en noviembre en contra de seguir con el estatus actual de estado libre asociado.


Publicidad

Pedro Pierluisi, comisionado residente de Puerto Rico, dijo ante el Comité de Descolonización de la ONU que si el Congreso estadounidense “no facilita la transición de Puerto Rico hacia un estatus digno y democrático” él impulsará el asunto en Naciones Unidas.

“La justicia tardía no es justicia y, luego de 115 años como territorio, la paciencia de Puerto Rico se está acabando”, declaró el congresista, quien habló como presidente del Partido Nuevo Progresista.

Después de escuchar a Pierluisi y una veintena de organizaciones políticas y civiles que hablaron, en su mayoría, a favor de la independencia, el Comité de Descolonización aprobó una resolución que reitera el derecho de la isla a su libre determinación. El documento, aprobado año tras año, señala por primera vez que los puertorriqueños han rechazado su “actual condición de subordinación política”.

La resolución fue auspiciada por Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela. El asunto, sin embargo, no avanza en la ONU desde hace años porque no ha llegado a la Asamblea General.

El 6 de noviembre los puertorriqueños votaron en un plebiscito en el que más de 900.000 votantes, o un 54%, señaló no estar satisfecho con estatus actual de estado libre asociado. En una segunda pregunta sobre qué estatus preferían, 800.000 de los aproximadamente 1,3 millones de votantes, o el 61%, dijeron que apoyaban la “estadidad”. Unos 437.000 dijeron que preferían la asociación libre soberana y 72.560 la independencia. Sin embargo, casi 500.000 dejó esa pregunta en blanco, por lo que muchos consideraron que el resultado no era contundente.

Pierluisi, quien insiste en que el resultado ganador fue la estadidad, presentó un proyecto de ley ante el Congreso el mes pasado que promueve preguntar al pueblo puertorriqueño si está a favor o en contra de que Puerto Rico se convierta en un estado de Estados Unidos. En caso de triunfar el “sí”, el presidente enviaría al Congreso un proyecto de ley para admitir a la isla como estado, según la propuesta del congresista. El lunes fue la primera vez que un comisionado residente de Puerto Rico hablaba ante el comité.

Por su parte, la Casa Blanca anunció recientemente que buscará 2,5 millones de dólares del Congreso para financiar otro voto sobre el estatus político de la isla.

Durante el debate en la ONU, muchas voces exigieron la liberación de Oscar López Rivera, quien lleva 32 años encarcelado, tras haber si acusado de sedición contra el gobierno estadounidense.

Juan Dalmau Ramírez, secretario general del Partido Independentista Puertorriqueño, criticó con dureza a Estados Unidos.

“Ante el rechazo masivo al coloniaje, la reacción del gobierno de Estados Unidos ha sido la de atrincherarse en la defensa del colonialismo ignorando el reclamo mayoritario”, dijo Dalmau. “El mismo gobierno que se autoproclama defensor mundial de la democracia pretende ignorar el mandato de nuestro pueblo de ponerle fin al coloniaje”.

Osvaldo Toledo Martínez, representante del Comité de Puerto Rico en la ONU, habló en favor de una resolución que defendiese el derecho a la libre determinación de la isla.

“El control económico que ejerce Estados Unidos sobre Puerto Rico ha resultado en la destrucción de la economía local agrícola, pesquera, comercial y empresarial, en lugar de promover la autosuficiencia lo que promueven es la dependencia”, dijo Martínez.

Puerto Rico es territorio estadounidense desde hace 115 años pero sus ciudadanos no pueden votar en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y no tienen representación en el Senado.