Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Investigan tráfico de órganos en Costa Rica

Costa Rica (AP) — El arresto de un médico sospechoso de trata de personas y tráfico de órganos el martes en Costa Rica fue el primer paso en las pesquisas del Organismo de Investigación Judicial tras la denuncia hecha por un periódico mexicano semanas atrás.


Publicidad

El Universal de México reveló el 27 de mayo la historia de dos ciudadanos israelíes que pagaron 6.000 dólares a un costarricense y a un nicaragüense para comprarles sus riñones y que les fueran trasplantados en un hospital de San José.

El reportaje también reveló que diversos costarricenses ofrecen sus órganos en internet, en anuncios que se pueden encontrar con gran facilidad y con precios que alcanzan hasta los 45.000 dólares por un riñón.

“Por motivos de mala situación económica estoy dispuesto a vender un riñón soy un joven de 20 años me encuentro bien de salud, tipo O+, suma seriedad y discreción. Las ofertas serán atendidas con mucho gusto”, dice uno de estos anuncios en una página de clasificados, cuyo precio de referencia es de 40.000 dólares.

La ministra de Salud de Costa Rica, Daisy Corrales, dijo el martes en conferencia de prensa que su ministerio presentó la denuncia para que se iniciaran las investigaciones.

El médico detenido es el jefe de la Unidad de Nefrología del Hospital Calderón Guardia, uno de los centros públicos más importantes de San José, quien habría realizado varias operaciones ilegales en clínicas privadas de la capital de Costa Rica.

La presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Ileana Balmaceda, descartó que el problema de tráfico de órganos se esté produciendo en el sistema público. Balmaceda aseguró que la seguridad social realizó el año pasado 475 trasplantes, que cumplen protocolos rigurosos, aunque actualmente se están revisando los protocolos y leyes relacionados con el tema.

Las autoridades judiciales informaron que ya se han identificado tres casos de trasplantes ilegales. Entre los detenidos también figura una oficial de policía que fue operada por el médico detenido, y que luego ayudó a contactar a otros pacientes para que vendieran sus órganos.