Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Aumentan a 882 los muertos por las inundaciones en India

El número de fallecidos por las lluvias monzónicas que han golpeado este mes al estado norteño indio de Uttarakhand aumentó este martes a 882, mientras que unas 2.000 personas permanecen en paradero desconocido, informaron fuentes oficiales.


Publicidad

Todavía estamos recuperando cadáveres. No sabemos cuántas personas han fallecido“, dijo a Efe por teléfono el secretario de Interior de Uttarakhand, Om Prakash.

Mientras el diario local The Times of India sitúa el número de muertos en 882 personas citando fuentes oficiales, algunos expertos creen que los fallecidos oscilan entre los 5.000 y 10.000 personas.

Hasta ahora la mayor parte de las víctimas mortales se han dado en la ciudad de Kedarnath, popular destino de peregrinación religiosa, donde entre ayer y hoy se han recuperado 127 cadáveres.

Además unas 3.500 personas continúan atrapadas después de que el Ejército rescatase a unas 90.000 personas en los últimos días.

Según Prakash, las operaciones de auxilio, en las que participan unos 10.000 efectivos de las Fuerzas Armadas y otros cuerpos del Estado, llegarán a su fin mañana después de que todos los atrapados hayan sido rescatados.

La mayoría de los afectados están siendo trasladados a Dehradún, la capital de Uttarakhand, un estado a los pies del Himalaya y fronterizo con Nepal y China que alberga importantes destinos de peregrinaje, de ahí que muchos damnificados sean devotos originarios de otras partes de la India.

Las inundaciones son frecuentes durante la temporada del monzón en la India, aunque este año han sido hasta un 68% más fuertes de lo habitual en el norte del país.

El gigante asiático depende enormemente de las lluvias que descarga el monzón para sostener el motor agrario, un sector que emplea directa o indirectamente a dos tercios de la clase trabajadora india. EFE