Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Crece violencia contra gays en Brasil

BRASILIA (AP) — Actos de violencia contra homosexuales, lesbianas y transexuales crecieron en el último año en Brasil según un informe oficial divulgado este jueves, lo que llevó a activistas de esa comunidad a presionar por una ley que criminalice la homofobia.


Publicidad

El informe elaborado por la Secretaría Nacional de Derechos Humanos indicó que en 2012 el número de agresiones contra la comunidad homosexual alcanzó 9.982 casos, por encima de los 6.809 de 2011, cuando se elaboró el primer informe sobre el tema.

Entre los dos últimos años el número de violaciones de los derechos del sector creció 46,6% de acuerdo con el informe. Los abusos denunciados incluyen violencia psicológica, física y diferentes modalidades de discriminación.

“No se puede mirar esos números y negar que en este país hay homofobia”, destacó Janaina Oliveira, integrante del Consejo Nacional LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y travestis), al conocer el informe.

Oliveira urgió por ello la aprobación de un proyecto de ley que criminalice la homofobia, como ocurre actualmente con el racismo, que en Brasil es penalizado.

La ley contra la homofobia no ha prosperado en el Congreso por la firme oposición de una poderosa bancada de diputados evangélicos opuesta a cualquier avance en los derechos de la comunidad homosexual.

Gustavo Bernardes, coordinador general de Promoción de Derechos LBGT, anunció la creación de un sistema nacional para coordinar acciones con estados y ciudades para monitorear agresiones contra esa comunidad y brindar atención de seguridad y asistencia legal y psicológica a las víctimas.

Los derechos de los homosexuales figuran como una de las banderas de las grandes protestas de las últimas dos semanas de todo Brasil.

Los manifestantes han expresado su rechazo a un proyecto de ley impulsado por diputados pentecostales que autoriza a profesionales de la psicología a tratar el homosexualismo como si fuera una patología. La iniciativa fue aprobada en una comisión de la Cámara de Diputados aunque sus detractores creen que no tiene posibilidades de ser aprobada por el plenario.