Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La única central nuclear iraní alcanza plena potencia

San Petersburgo (Rusia), 28 jun (EFE).- La primera y única central nuclear iraní, la de Bushehr (golfo Pérsico), funciona a plena potencia desde hace tres días, anunció hoy el jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEIA), Fereydun Abasi-Davani, de visita en la ciudad rusa de San Petersburgo.


Publicidad

“Hace tres días la central nuclear de Bushehr fue llevada a la potencia de 1.000 megavatios. Por suerte, en los últimos días no me han informado de fallo alguno”, dijo Abasi a los periodistas, citado por agencias rusas.

Al mismo tiempo, el jefe de la OEAI manifestó que su país espera la cooperación de la agencia de la energía nuclear rusa (Rosatom) para la construcción de otros tres bloques generadores en Bushehr.

“Podemos construir otros tres bloques de 1.000 megavatios cada uno. Ahora ya tenemos planes para construir dos bloques en esa central, y después hablaremos sobre la posibilidad de construir el cuarto bloque”, apuntó.

Además, Abasi comunicó que Irán busca emplazamientos en su territorio para levantar nuevas centrales nucleares.

“En un futuro próximo remitiremos a la Organización Internacional para la Energía Atómica información sobre los posibles emplazamientos geográficos para nuestras futuras centrales nucleares”, aseguró.

Abasi subrayó que su país ha concluido prácticamente el desarrollo de un reactor con tecnología propia de 360 megavatios de potencia.

Recordó que Teherán tiene además intención de construir “un reactor ligero” de investigación de diez megavatios de potencia también “desarrollado por Irán”.

A largo plazo, Irán tiene intención de construir varias centrales nucleares con una potencia total de 20.000 megavatios para abastecer de energía todo el país.

Bushehr, cuya construcción se ha prolongado durante décadas debido a la oposición occidental, fue puesta en funcionamiento en agosto de 2010 y conectada a la red eléctrica nacional de Irán un mes más tarde, a una potencia de unos 60 megavatios.

Irán comenzó a construir esa central nuclear en la década de 1970 con ayuda alemana, pero el proyecto se interrumpió por el triunfo de la Revolución Islámica, que en 1979 depuso al último sha de Persia, Mohamed Reza Pahlevi.

El consorcio ruso Atomstroyexport reanudó la construcción tras firmar un contrato con Irán en febrero de 1998, pero desde entonces el proyecto sufrió numerosos retrasos, debido a las sospechas de la comunidad internacional sobre la existencia de un programa nuclear militar iraní.

Gran parte de la comunidad internacional, con Estados Unidos e Israel a la cabeza, acusa a Irán de ocultar bajo su programa nuclear civil otro de naturaleza clandestina y ambiciones bélicas cuyo objetivo sería hacerse con armas atómicas, alegación que Teherán refuta. EFE