Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La violencia vuelve a golpear Egipto en vísperas de las protestas del domingo

El Cairo, 28 jun (EFE).- Con todo el país pendiente de las masivas protestas convocadas para el domingo, la violencia volvió a golpear hoy Egipto con la muerte de al menos una persona en los enfrentamientos entre partidarios y detractores del presidente del país, Mohamed Mursi, en la ciudad mediterránea de Alejandría.


Publicidad

En El Cairo, los seguidores de Mursi hicieron una demostración de fuerza, mientras los opositores tomaron posiciones en la simbólica plaza Tahrir, epicentro de la revuelta que derrocó a Hosni Mubarak en febrero de 2011.

Aunque esta jornada se registraron actos de violencia en distintos puntos del país, los principales tuvieron lugar en el delta del Nilo, donde fueron incendiadas oficinas del gobernante Partido Libertad y Justicia (PLJ) y una persona murió y otras 88 resultaron heridas en enfrentamientos en Alejandría en los que ambos bandos se lanzaron piedras y se dispararon perdigones y balines.

Desde el pasado miércoles, cinco personas han muerto por los choques en Egipto, la mayoría de ellas en la provincia de Dakahliya, en el delta.

Al igual que el viernes anterior, los simpatizantes de los Hermanos Musulmanes, secundados por sus aliados salafistas de la Gamaa Islamiya, abarrotaron la plaza de Rabea Adauiya, en el distrito cairota de Ciudad Naser.

Bajo el eslogan “La legitimidad es una línea roja”, decenas de miles de hombres y mujeres -con barba ellos, con velo ellas- defendieron la labor de Mursi y acusaron a la oposición de pretender derribar al presidente por vías antidemocráticas.

La intención de los islamistas es hacerse fuertes en este lugar hasta que llegue el domingo, día en que se cumple un año de la toma de posesión de Mursi y cuando la oposición planea salir en masa a las calles del país para exigir la renuncia del presidente y la convocatoria de elecciones anticipadas.

En un día tórrido, egipcios de ciudades como Suez, Alejandría o El Arish se acercaron a El Cairo para recordar que, pese a la grave crisis política, Mursi goza todavía de un considerable apoyo popular.

Uno de los manifestantes, Ahmed Abu Alam, aseguró a Efe que su intención es solo “proteger la legitimidad porque este presidente lo hemos elegido con nuestra libre voluntad y cualquier país, después de una revolución, necesita un poco de paciencia para construir el Estado”.

En tono conciliador, Abu Alam defendió que los Hermanos Musulmanes son el único movimiento suficientemente organizado para gestionar Egipto en la actualidad, por lo que pidió a la oposición optar por la vía pacífica.

La presencia de voluntarios de la Gamaa Islamiya (grupo ultraconservador que renunció a la violencia hace una década) era muy visible, con petos que les identificaban como miembros de ese movimiento.

Otros grupos salafistas, como el partido Al Nur, decidieron permanecer neutrales y no salir a manifestarse a favor ni en contra de Mursi.

A pocos kilómetros de ese lugar, miles de personas llegaron a la plaza Tahrir para efectuar una especie de ensayo general de la gigantesca movilización que se prepara para el domingo en todo Egipto y que ha llevado al Ejército a desplegarse para proteger las instituciones sensibles del Estado.

En un ambiente festivo, alejado de la violencia que impregnó otras protestas hoy en Egipto, los manifestantes repitieron consignas como “Fuera el gobierno del ‘murshid’ (guía espiritual de los Hermanos Musulmanes)”.

Los organizadores de la concentración, la campaña “Tamarrud” (Rebelión), que asegura haber recogido más de 15 millones de firmas que piden la renuncia de Mursi y la convocatoria de comicios anticipados, han llamado a los egipcios a manifestarse desde hoy en Tahrir.

“Tamarrud” anunció esta semana, junto a varios partidos y movimientos de la oposición, la creación del llamado Frente del 30 de Junio, que tiene el objetivo de fijar una hoja de ruta para el país cuando Mursi, según esperan, dimita.

Marchas en contra de Mursi tuvieron lugar también en ciudades de las provincias de Alejandría, Port Said, Al Garbiya, Al Sharquiya, Al Dakahliya, Damieta, Suez, Al Bahira y Al Menufiya.

El maratoniano discurso de Mursi a la nación el pasado miércoles, en el que desgranó los logros de su mandato y reconoció que ha cometido errores, ha exasperado los ánimos de muchos opositores, que han llegado a pedir la intervención de las Fuerzas Armadas para desalojar al presidente del poder. EFE