Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pekín y Seúl trabajarán juntos por un península coreana “sin armas nucleares”

Pekín, 28jun (EFE).- La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, y su homólogo chino, Xi Jinping, acordaron hoy en Pekín trabajar conjuntamente para reiniciar un diálogo “lo antes posible” que permita la desnuclearización de la península coreana.


Publicidad

En el primer encuentro entre Xi y Park desde que ambos asumieron el poder, a principios de este año, el presidente chino aseguró que su país tiene “una voluntad firme y una actitud seria” para conseguir una península “sin armamento nuclear”, según recogió la agencia oficial Xinhua.

“China quiere salvaguardar la paz en la península coreana y en la región, por lo que se opone a que cualquiera de las partes perturbe esta estabilidad”, subrayó Xi en la reunión, mantenida en el Gran Palacio del Pueblo.

También resaltó que el régimen comunista busca “resolver los problemas existentes a través del diálogo y la negociación”.

Los primeros meses de Park y Xi en el poder han coincidido con hostilidades y amenazas por parte del régimen norcoreano de Kim Jong-un.

De hecho, esa reciente tensión fue el principal asunto que se trató en el encuentro, en un momento en que Pyongyang ha rebajado su tono y hasta expresó este mes su voluntad de dialogar con Corea del Sur y Estados Unidos sobre una futura desnuclearización del país.

El gigante asiático siempre ha defendido el diálogo a seis bandas (entre las dos Coreas, Estados Unidos, Rusia, China y Japón) como el mecanismo “más efectivo” para la desnuclearización de la península y la estabilidad en la región, aunque esos encuentros multilaterales llevan suspendidos desde 2009.

“Ambas partes no aceptamos a Corea del Norte como una potencia nuclear”, afirmó hoy la presidenta surcoreana, quien durante esta primera visita a China busca “avanzar en las relaciones bilaterales e impulsar resultados más positivos para mantener la paz y la estabilidad en el noreste de Asia”.

Por otro lado, Pekín y Seúl acordaron hoy el establecimiento de un canal de diálogo de alto nivel así como una línea telefónica de enlace directo entre los ministros de Asuntos de Exteriores de ambos países, según un comunicado conjunto emitido tras la reunión.

Paralelamente a la visita de Park, el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, aseguró hoy que China está “lista” para desarrollar “esfuerzos activos” hacia la desnuclearización de Corea del Norte, un país que, consideró, “ha tomado pasos en la dirección correcta”.

El propio Wang planteó el pasado 21 de junio al viceministro de Asuntos Exteriores norcoreano, Kim Kye-gwan, un debate para la reanudación de las negociaciones a seis bandas sobre el programa nuclear de Pyongyang.

Para iniciar el diálogo y mejorar las relaciones, sin embargo, Corea del Sur, Estados Unidos y Japón piden a Pyongyang dar pasos “significativos” hacia la desnuclearización del país.

La presidenta Park se reunirá mañana con el primer ministro chino, Li Keqiang, y con el presidente de la Asamblea Nacional Popular (máximo órgano legislativo de China) Zhang Dejiang.

La visita oficial de Park, de cuatro días, también responde al objetivo de impulsar el comercio bilateral entre ambos países, que se ha disparado en los últimos años y llegó hasta los 215.000 millones de dólares en 2012.

China es ya el primer socio comercial de Corea del Sur y ambos países están negociando la creación de un área conjunta de comercio bilateral que contribuiría al impulso de las transacciones.

En este sentido, se espera que el próximo encuentro para desarrollar esta iniciativa se produzca a mediados de julio.

La prueba de la importancia económica y comercial de la visita es la numerosa delegación empresarial que acompaña a la presidenta, formada por 71 directivos de empresas surcoreanas, como Samsung o Hyundai, que el último día harán escala en Xian, una de las ciudades chinas con mayor presencia de inversión y compañías deCorea del Sur.

Se da la circunstancia, además, de que Park habla un excelente mandarín y tiene un amplio conocimiento de la cultura china, algo que los analistas esperan que ayude a fomentar las relaciones bilaterales entre ambos países y la amistad entre los líderes. EFE