Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rousseff llama a la unidad frente a las demandas

BRASILIA (AP) — La presidenta Dilma Rousseff llamó este lunes a la unidad del país para hacerle frente a las demandas de mejor educación, salud y transporte público de las manifestaciones que hace más de dos semanas ocupan las calles de ciudades brasileñas.


Publicidad

Vamos a unirnos y buscar soluciones rápidas y concretas para algunos problemas de la economía, del transporte, de la salud, de la educación y también de la política“, manifestó Rousseff en su programa radial semanal Café con la Presidenta.

“Si hay mucha cosa por mejorar en el país, ¿por qué no lo hacemos juntos, sumando esfuerzos sin dispersión?”, preguntó, horas antes de celebrar una reunión con miembros de su gabinete para discutir la respuesta a las protestas callejeras que sacuden las ciudades brasileñas.

La mandataria comenzó en los últimos días una serie de reuniones con movimientos sociales y sindicatos, así como alcaldes y gobernadores estatales, para discutir las demandas de las manifestaciones registradas en más de un centenar de ciudades con una agenda amplia y dispersa.

Rousseff expresó desde el inicio del movimiento su apoyo a las exigencias de las protestas aunque rechazó los brotes de violencia que surgieron en muchas de ellas.

“Las personas salieron a las calles para decir ‘estamos juntos queriendo mejorar Brasil y queremos mejorar rápido’. Nuestra obligación como gobernantes es oír ese recado y transformarlo en realidad”, agregó.

Recordó su propuesta de un pacto con gobiernos estatales y municipales en torno de cinco temas: equilibrio fiscal, transporte público, educación, salud y reforma política. Dicho pacto contempla también el combate a la corrupción, una de las demandas de los manifestantes.

“El combate a la corrupción es uno de los ejes básicos del pacto y ha sido una prioridad de mi gobierno. Necesitamos profundizar esa lucha de forma más decisiva”, dijo Rousseff, al recordar que el Senado aprobó la semana pasada un proyecto de ley que convierte la corrupción en un delito grave, con lo cual aumenta las penas para quien lo comete.