Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Nieto de Mandela encara cargos por riña familiar

Sudáfrica (AP) — Una disputa familiar sobre el lugar de sepultura de tres de los hijos de Nelson Mandela se intensificó el martes cuando se presentaron cargos criminales contra uno de sus nietos, en momentos en que el ex presidente de 94 años sigue hospitalizado en condición crítica.


Publicidad

Dieciséis familiares demandaron ante la corte a Mandla Mandela porque trasladó los restos de los tres hijos a Mvezo, el pueblo natal del líder antiapartheid, en 2011. Los familiares de Mandela dicen que Mandla Mandela no solicitó permiso ni informó a la familia cuando dio ese paso.

El respetado estadista ha dicho que quiere ser sepultado en Qunu, donde sus hijos fueron enterrados en el sepulcro familiar. Mandla Mandela trasladó los restos a Mvezo, donde planea abrir un hotel.

El martes se escucharon argumentos sobre una orden judicial de que los restos sean regresados a Qunu. El caso continuará el miércoles.

En tanto, la Policía dijo que se presentaron cargos criminales por “profanar un sepulcro” contra Mandla Mandela por la exhumación de los tres cadáveres.

“Se abrió un caso en la estación de Policía y está siendo investigado”, dijo el teniente coronel de la policía Mzukisi Fatyela, que no reveló quién presentó los cargos.

Nelson Mandela fue ingresado en un hospital de Pretoria el 8 de junio por una infección pulmonar persistente. Desde entonces, ha habido gran preocupación en Sudáfrica y el resto del mundo por la salud de un hombre que pasó 27 años encarcelado y emergió para negociar el fin del régimen racista blanco, antes de convertirse en presidente de Sudáfrica.

Las autoridades anunciaron además que el último presidente del régimen apartheid de Sudáfrica, F.W. de Klerk, que compartió el Premio Nobel de Paz con Mandela en 1993, se sometió el martes a una operación en la que le implantaron un marcapasos. De Klerk, de 77 años, fue el presidente que excarceló a Mandela y se convirtió más adelante en su vicepresidente.

Una fundación de Ciudad del Cabo que lleva el nombre de de Klerk dice que el ex presidente se sintió mareado al regresar a su casa el domingo luego de un viaje a Europa, tras haber sufrido episodios similares en semanas recientes.

Dijo que de Klerk estaba bien luego de la operación y que se quedará hospitalizado.

El sábado, la fundación emitió una declaración a nombre de de Klerk y su esposa Elita, diciendo que ambos habían decidido suspender la visita de trabajo y placer a Europa y regresar al país porque Mandela estaba enfermo, y que estaban rezando por la recuperación de Mandela.