Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Algunos no quieren laptops para los niños en Kenia

Kenia (AP) — Un ambicioso plan del gobierno keniano para dar laptops a los niños en las escuelas ha encontrado oposición de algunos padres, que dicen que el dinero debería usarse en elevar los salarios de los maestros y alimentar mejor a los niños.


Publicidad

Musau Ndunda, de la Asociación Nacional de Padres de Kenia, dijo el jueves que el plan del gobierno está destinado al fracaso en un país que carece de suficientes maestros y donde los que ya tienen empleo se declaran regularmente en huelga en demanda de una mejor paga.

Kenia enfrenta actualmente una falta de 40.000 maestros. Más de 200.000 maestros en todo el país están en paro por el incumplimiento de promesas salariales, de vivienda y prestaciones hechas hace 16 años.

Ndunda dijo que Kenia necesita además 42.000 aulas. Dijo que el dinero usado para laptops debería emplearse para aumentar el número de niños en el programa de alimentación escolar, que busca que los niños de familias de pocos recursos permanezcan en las escuelas y mejoren su nutrición y salud.

Actualmente, los maestros no tienen la capacidad para implementar el proyecto de laptops porque no han sido entrenados y el gobierno no ha desarrollado un currículum apropiado, dijo Ndunda. Agregó que existen preocupaciones de que las laptops sean robadas o se pierdan y mencionó un escándalo reciente en el que desaparecieron 70 millones de libros de texto de un programa de enseñanza primaria gratuita.

“Si ellos son capaces de perder tal cantidad tal de libros de texto, entonces sería peor con las laptops”, dijo.

Stephen Mutoro, de la Federación de Consumidores de Kenia, dijo que aunque el proyecto es noble, no “fue bien pensado y ha sido politizado excesivamente”.

Cuando hizo campaña electoral, el presidente Uhuru Kenyatta propuso que su gobierno daría laptops a 1,2 millones de niños que empiezan la escuela cada año, como parte de un plan más vasto para hacer del país africano un eje de internet. No se han revelado los detalles del programa, que costará al gobierno 615 millones de dólares en tres años. Los planes son de que comenzará este año.