Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Más de 30.000 personas sin electricidad en Toronto tras inundaciones

Más de 30.000 personas siguen este martes sin electricidad en Toronto tras las lluvias torrenciales que ayer provocaron graves inundaciones en partes de la mayor ciudad canadiense.


Publicidad

Las inundaciones causaron la paralización de ferrocarriles, carreteras y los servicios de transporte público, dejando a miles de personas aisladas en toda la ciudad.

La unidad marina de la Policía de Toronto tuvo que utilizar lanchas para rescatar a unas 1.400 personas que habían quedado atrapadas en un tren de cercanías en el norte de la ciudad.

Los últimos viajeros fueron rescatados a la 1 de la madrugada de hoy (05h00 GMT) tras pasar cerca de seis horas con el agua cubriendo el primer piso del tren.

La tormenta arrojó en algunos puntos de la ciudad 126 milímetros de agua en dos horas, la misma precipitación que cae en la ciudad en un mes, lo que supone un nuevo récord de lluvia para Toronto.

El anterior récord se alcanzó en 1954 cuando el huracán Hazel provocó graves inundaciones tras precipitaciones de 121,4 milímetros.

Hoy se prevén más lluvias aunque de menor intensidad. Pero las autoridades advirtieron de que la saturación del suelo puede provocar nuevas inundaciones.

El ministro de Energía de la provincia de Ontario, donde se encuentra Toronto, solicitó a los habitantes de la ciudad que limiten el uso de aire acondicionado y otros electrodomésticos para ayudar a restaurar la electricidad a toda la población.

Las autoridades municipales también dijeron hoy que el servicio del metro de Toronto seguía cortado en partes de la ciudad por la inundación de túneles y otras infraestructuras.

La paralización del transporte público y los cortes de carreteras y autopistas, donde muchos automovilistas se vieron obligados a abandonar sus vehículos semisumergidos, provocó el caos circulatorio en la hora punta de la ciudad. EFE